Conecte con nosotros

Política

A medida que más migrantes climáticos cruzan las fronteras en busca de refugio, las leyes deberán adaptarse

Publicado

en


El cambio climático es cambiar la vida de las personas en todo el mundo, pero cuando las sequías, las inundaciones o el aumento del nivel del mar los obligan a abandonar sus países, la gente suele encontrar fronteras cerradas y poca asistencia.

Parte del problema es que las leyes, los reglamentos y los acuerdos internacionales actuales sobre migrantes, solicitantes de asilo y refugiados ofrecen poca o ninguna protección especial a los que se vieron obligados a irse debido a las condiciones climáticas.

Las leyes nacionales se centran principalmente en la violencia y los conflictos como impulsores de la migración forzada y rara vez consideran el estrés ambiental. De hecho, el sistema de inmigración de ningún país tiene actualmente criterios ambientales para la admisión. Acuerdos internacionales como el Pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular y el Pacto mundial para los refugiados mencionan los impactos de los desastres naturales y la degradación ambiental, pero no son legalmente vinculantes.

La administración Biden ha comenzado explorar formas de identificar y ayudar a las personas que son desplazados por el cambio climático. Pero la migración impulsada por el clima es complicada.

A menudo, los factores estresantes ambientales asociados con el cambio climático son solo un factor que empuja a las personas a migrar. Por ejemplo, muchos migrantes de Guatemala que intentan ingresar a los EE. UU. sequías severas o tormentas, pero muchos también miedo al crimen y la violencia si se mudan a ciudades de su tierra natal para buscar trabajo. Otros buscan oportunidades que ellos y sus hijos no tienen.

Como expertos en migración y clima riesgo, hemos estado estudiando cómo el cambio climático está desplazando a las personas dentro de sus propios países y, a menudo, las empuja a cruzar fronteras. Estos son algunos de los desafíos clave que enfrenta la administración de Biden y las razones por las que este esfuerzo no puede esperar.

¿Cuántos migrantes climáticos hay?

Nadie sabe exactamente cuántos migrantes climáticos existen ahora o cuántas personas se convertirán en migrantes climáticos en el futuro, pero las estimaciones actuales son altas.

En los próximos años, el rápido ritmo del cambio climático combinado con una población mundial cercana a los 8 mil millones de personas probablemente creará un estrés sin precedentes en todo el mundo. Estudios recientes muestran que los períodos secos y la sequía ya están asociado con una mayor migración.

A medida que ese estrés se intensifica, la necesidad de escapar de los peligros y las amenazas está reemplazando el deseo de buscar oportunidades como motor clave de la migración internacional.

Dos mujeres cargan niños pequeños y jarras de agua a través de un paisaje seco y vacío
La sequía desplazó a cientos de miles de personas en Etiopía en 2016. La gran mayoría permaneció dentro de las fronteras del país.
UNICEF Etiopía / 2016 / Tesfaye, CC BY-NC-ND

Desastres causados más de 23 millones de personas al año reubicarse durante la última década, la mayoría de ellos dentro de sus propios países, según el Informe sobre el estado del clima mundial de la Organización Meteorológica Mundial. El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático predice que esto aumentará a medida que se intensifique el calentamiento global. El Banco Mundial proyecta que impulsará el cambio climático 143 millones de personas en América Latina, África y el sur de Asia para dejar sus hogares en 2050. Muchos provienen de regiones pobres que han contribuyó poco al calentamiento global.

Las definiciones legales de ‘refugiado’ son limitadas

Hasta hace poco, los académicos identificaron las guerras y los conflictos como las principales fuentes de desplazamiento.

A partir de la década de 1980, algunos académicos comenzaron a usar el término «refugiado ambiental”Para aquellos que se ven obligados a abandonar sus hogares debido a perturbaciones relacionadas con eventos ambientales producidos por el hombre o naturalmente, como la desertificación, la deforestación, la degradación de la tierra y el aumento del nivel del mar.

Pero el definición internacional de refugiado no incluye el cambio climático.

Miguel Martín se sienta con su hijo de 7 años en un refugio para migrantes en México con otras personas sentadas a su alrededor.
La sequía ha devastado cultivos en partes de Guatemala en los últimos años, empujando a algunas personas a tratar de encontrar una vida mejor en los EE. UU.
Foto AP / Dario Lopez-Mills

1951 de la ONU Convención de refugiados establece las obligaciones y responsabilidades que sus países miembros tienen para con los refugiados. Define a los refugiados como personas que se ven obligadas a huir de sus países de origen por temor a la persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular u opinión política.

Por el contrario, el derecho internacional no define claramente a los migrantes o migrantes climáticos. Por lo tanto, todos los migrantes están sujetos a las leyes de inmigración de sus países de destino. Dado que estas leyes de inmigración también carecen de criterios ambientales para aceptar a los migrantes, los migrantes climáticos a menudo no tienen a dónde ir.

Cambio de opinión sobre la migración climática

Si bien los migrantes climáticos no se consideran refugiados legalmente, muchos son muy vulnerables.

Al carecer de recursos, es probable que los migrantes climáticos sean más pobres que la mayoría de los demás migrantes internacionales. Esto puede ponerlos en desventaja a medida que las políticas de más países examinan las perspectivas económicas de los inmigrantes antes de permitirles la entrada.

Sin embargo, los migrantes climáticos no encajan claramente en las categorías de quienes migran voluntariamente y quienes son desplazados por factores fuera de su control.

Una mujer y un niño están parados afuera de una casa sobre pilotes con ollas en la playa donde el agua ha subido.
El aumento del nivel del mar hace que sea más difícil vivir en las islas bajas de Kiribati. El agua salada se ha infiltrado en las tierras de cultivo y los suministros de agua dulce, pero para muchas personas la migración es imposible.
Jonas Gratzer / LightRocket a través de Getty Images

Toma el caso de Ioane Teitiota, un hombre de la nación insular de Kiribati que solicitó el estatus de refugiado en Nueva Zelanda en 2013. Fue finalmente deportado con el argumento de que su vida no corría peligro inmediato en su tierra natal. Pero si bien Kiribati aún no está bajo el agua, está sometida a estrés a medida que la tierra habitable se vuelve más escasa y los suministros de agua se contaminan por agua salada.

La Comisión de Derechos Humanos de la ONU rechazó la apelación de Teitiota en 2020, pero también advirtió que los gobiernos podrían estar violando de los acuerdos de la ONU si devuelven a las personas a situaciones en las que el cambio climático ha creado riesgos potencialmente mortales.

Repensar el papel de los desastres

El cambio climático y otras tensiones ambientales se han convertido cada vez más en motores de desplazamiento, pero de formas que no encajan perfectamente con la brillante dicotomía que utilizan las leyes y las políticas para distinguir entre refugiados y otras personas en movimiento.

Creemos que es hora de que los países de todo el mundo reconsideren el papel de los desastres y el cambio climático en la migración, reconozcan los derechos de las personas desplazadas por causas ambientales y reforman las leyes y políticas nacionales e internacionales, que están desactualizadas con lo que se conoce hoy sobre el cambio climático desplazamiento. Las naciones pueden ser reacias a ofrecer lo que puede parecer un nuevo portal para los migrantes, pero la evidencia sugiere que esos números solo aumentarán y los países deben estar preparados.



Fuente

Anuncio
Haga clic para comentar

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia

A %d blogueros les gusta esto: