in

Abogados estadounidenses instan a un tribunal del Reino Unido a bloquear la apelación de extradición de Julian Assange

Un tribunal de Londres decide si el fundador de WikiLeaks debería tener más oportunidades de defender su caso ante un tribunal del Reino Unido.

Abogados de Estados Unidos han instado a un tribunal de Londres a bloquear un último intento del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, de apelar su extradición del Reino Unido para enfrentar cargos de espionaje.

En el segundo y último día de una audiencia en el Tribunal Superior de Londres el miércoles, abogados que representan a Estados Unidos dijeron que Assange está siendo procesado por publicar los nombres de fuentes y no por sus opiniones políticas.

Estados Unidos está tratando de llevar a Assange a juicio por la divulgación por parte de WikiLeaks de vastos tesoros de registros militares y cables diplomáticos confidenciales de Estados Unidos. Argumentan que las filtraciones pusieron en peligro la vida de sus agentes.

Los partidarios de Assange, sin embargo, lo saludan como un héroe que está siendo perseguido por exponer las malas acciones de Estados Unidos, mientras que los grupos de derechos humanos temen que su procesamiento pueda frenar la libertad de prensa en términos más amplios.

El martes, los abogados de Assange dijeron al tribunal que el caso tenía motivaciones políticas, argumentando que su cliente fue atacado por su exposición de “crímenes a nivel estatal” y que Donald Trump había solicitado “opciones detalladas” sobre cómo matarlo.

Pero el miércoles, abogados de Estados Unidos dijeron que el procesamiento de Assange estaba «basado en el estado de derecho y en la evidencia».

Assange «publicó indiscriminadamente y a sabiendas al mundo los nombres de personas que actuaron como fuentes de información para Estados Unidos», dijo la abogada Clair Dobbin.

«Son estos hechos centrales los que distinguen la posición del recurrente de la del New York Times y otros medios de comunicación», añadió. “Esto es lo que forma la base objetiva de su procesamiento. Son estos hechos los que lo distinguen, no sus opiniones políticas”.

El propio Assange tampoco estuvo presente en el tribunal el miércoles ni observó remotamente porque no se encontraba bien.

‘Proteger la libertad de prensa’

Assange, de 52 años, ha sido acusado en Estados Unidos de 17 cargos de espionaje y un cargo de uso indebido de computadoras por la publicación por parte de WikiLeaks de documentos clasificados estadounidenses hace unos 15 años.

El gobierno del Reino Unido aprobó la extradición de Assange a Estados Unidos en junio de 2022, después de que un juez la bloqueara inicialmente.

El Tribunal Superior de Londres está determinando ahora si Assange tendrá más oportunidades de defender su caso ante un tribunal del Reino Unido o si ha agotado todas las apelaciones en el país y, por tanto, debe entrar en el proceso de extradición.

Si Assange pierde el permiso para apelar, correrá el riesgo de ser procesado en Estados Unidos en virtud de la Ley de Espionaje de 1917 y podría enfrentarse a una sentencia de hasta 175 años.

Pero sus partidarios dicen que una extradición sería una sentencia de muerte involuntaria. «Su vida corre riesgo cada día que permanece en prisión, y si es extraditado, morirá», dijo recientemente su esposa Stella Assange a los periodistas.

Jameel Jaffer, profesor de derecho y periodismo en la Universidad de Columbia, dijo que el caso es el primero en el que el gobierno estadounidense se basa en la Ley de Espionaje de 1917 como base para procesar a un editor.

«Un procesamiento exitoso de Assange sobre la base de esta acusación criminalizaría gran parte del periodismo de investigación que es absolutamente crucial para la democracia», dijo a Al Jazeera.

Los grupos de derechos humanos han expresado preocupaciones similares. «Si se extradita a Julian Assange, se sentará un precedente peligroso en el que el gobierno de Estados Unidos podría perseguir a editores y periodistas de todo el mundo para extraditarlos y procesarlos», dijo esta semana Rose Kulak, activista de Amnistía Internacional en Australia, en un comunicado.

Reporteros sin Fronteras pidió al gobierno de Estados Unidos que ponga fin a la “persecución interminable” contra Assange y abandone el caso.

«Nadie debería sufrir ese trato por publicar información de interés público», dijo Rebecca Vincent, directora de campañas del organismo de control de medios. “Es hora de proteger el periodismo, la libertad de prensa y todo nuestro derecho a saber. Es hora de liberar a Assange ahora”.

Los dos jueces que conocen el caso en Londres podrían emitir un veredicto hoy o en una fecha posterior. Si es a favor de Assange, se llevará a cabo una audiencia de apelación completa para considerar nuevamente su impugnación. Pero si el fundador de WikiLeaks pierde, la única opción que le queda sería acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Fuente

Written by Redacción NM

Dos años después de que Apple abandonara Rusia por Ucrania, Vision Pros está a la venta en Moscú

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU suspende la ayuda en medio del caos en el norte de Gaza