in

Beijing calla mientras Corea del Norte aumenta la temperatura con pruebas de misiles

Beijing calla mientras Corea del Norte aumenta la temperatura con pruebas de misiles

Cuando Corea del Norte probó una nueva arma guiada táctica la semana pasada bajo la supervisión de Kim Jong Un, su aliado más cercano, Beijing, apenas pareció levantar una ceja a pesar de lo mucho que estaba en juego.

Las pruebas de misiles se han llevado a cabo con mayor frecuencia en Corea del Norte en los últimos meses, pero esta vez estaba probando un nuevo sistema de armas destinado a mejorar su capacidad nuclear.

Los medios norcoreanos describieron el arma como una de «gran importancia» que mejoraría drásticamente la «potencia de fuego de las unidades de artillería de largo alcance de primera línea y mejoraría la eficiencia en la operación de armas nucleares tácticas».

La prueba, que coincide con el 110 aniversario del nacimiento del fundador del país, Kim Il Sung, también siguió a una serie de lanzamientos este año que han dado la voz de alarma en Corea del Sur y Japón, así como en Estados Unidos. En marzo, Corea del Norte probó un misil balístico intercontinental (ICBM) por primera vez en cuatro años, rompiendo su moratoria autoimpuesta al disparar su «misil con capacidad nuclear más grande». según NK News.

Las imágenes satelitales también han mostrado una actividad renovada en el sitio de prueba nuclear de Punggye-ri, que se cerró oficialmente en 2018.

Después de las pruebas, Beijing envió un enviado especial a Washington esta semana, dijo Yun Sun, director del Programa de China en el Centro Stimson en Washington, DC, pero también se ha estado conteniendo mientras espera su momento con los EE. UU. y Corea del Sur. .

Leif-Eric Easley, profesor asociado de estudios internacionales en la Universidad Femenina Ewha en Seúl, señala el contraste con incidentes anteriores en los que China intervino como intermediario entre Corea del Norte, Corea del Sur y el aliado cercano de Seúl, Estados Unidos.

“En el pasado, China organizó constructivamente las Conversaciones de las Seis Partes y estuvo dispuesta a unirse a las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte. Pero ahora Beijing apenas está presionando a Pyongyang para que se desnuclearice o regrese a la diplomacia”, dijo Easley.

Lazos históricos

Como dos de los pocos países comunistas que quedan en el mundo, Corea del Norte y China son los únicos aliados de tratados entre sí, y Beijing ejerce una enorme influencia sobre la nación profundamente aislada. China desempeñó un papel fundamental para ayudar a Corea del Norte a hacer retroceder a las fuerzas lideradas por Estados Unidos durante la Guerra de Corea, y las dos partes han mantenido estrechos vínculos desde entonces.

China es la fuente más importante de asistencia comercial y económica de Corea del Norte, y su importancia ha crecido desde el colapso de la Unión Soviética en 1991. Si bien las nuevas sanciones asestaron un duro golpe al comercio transfronterizo en 2018 antes de la pandemia, el comercio informal continuó mientras Los norcoreanos trabajaban en fábricas chinas al otro lado de la frontera en Dandong.

En enero, los trenes transfronterizos reanudaron el servicio, trayendo mercancías al norte desde China, probablemente para hacer frente a la escasez de alimentos exacerbada por la decisión de Pyongyang de cerrar sus fronteras cuando surgió la COVID-19.

Yun, quien también es miembro principal y codirector del Programa de Asia Oriental en el Centro Stimson, dijo que la competencia en curso entre Beijing y Washington “significa que China está acumulando influencia estratégica, y sus relaciones con Corea del Norte, e influencia potencial”.

El líder norcoreano Kim Jong Un (centro D) pasó revista a una guardia de honor en el Gran Salón del Pueblo en Beijing cuando visitó China a principios de 2019. [File: KCNA via AFP}

While always tense, relations between the US and China soured under the presidency of Donald Trump, and they have not markedly improved since President Joe Biden took office last year. Now, she tells Al Jazeera by email, Beijing has “less incentive and willingness” to act.

Isaac Stone Fish, founder and chief executive of the China-focused research firm Strategy Risks, agrees. “I think North Korea is trying to get attention for what it wants, and China would love for other countries to give it to it,” he told Al Jazeera. “It just doesn’t want to have to do it itself.”

The US imposed a new round of sanctions in early April following the ICBM tests, but Stone Fish says North Korea’s leader is hoping for financial support in exchange for halting tests.

Pyongyang has traditionally used tests to extract diplomatic and financial concessions and was often successful.

Sung-Yoon Lee, a Korean Studies professor at Tufts University in the US, told CNBC in 2017 that Pyongyang had extracted close to $20 bn in “cash, food, fuel and medicine” from South Korea, Japan, the US and China in the previous 25 years.

A flurry of summits after North Korea’s 2017 nuclear tests finally broke down when Pyongyang demanded sanctions be lifted completely, suggesting to some experts that their motivation may have in part been financial.

China may have been wearied by some of its neighbour’s manoeuvring, and Beijing’s top leaders have their own domestic challenges, including the worst COVID-19 outbreak since the virus first emerged in Wuhan in late 2019. Forty-five Chinese cities, including its important economic centre of Shanghai, are under partial or full lockdown as authorities continue to pursue a policy of “Covid Zero.”

China’s leadership is also gearing up for the all-important National Party Congress in October, when major policies will be set for the next five years.

“Beijing is focusing on Covid, but also there’s a lot of political jockeying going on among elite politicians in China right now because there are a lot of very important positions up for grabs,” Stone Fish said.

North Korea Nuclear Test Site
The Punggye-ri test site was closed down in what was seen as a diplomatic breakthrough in 2018, but experts there are signs of renewed activity [File: APTN via AP Photo]

El principal de ellos es el presidente chino, Xi Jinping, quien está listo para asegurar un tercer mandato sin precedentes después de eliminar los límites de mandato en 2018.

Pero los analistas dicen que si bien Beijing puede permanecer en silencio por ahora, puede verse obligado a actuar si Corea del Norte reanuda las pruebas nucleares, que han sido suspendidas desde 2017.

Se esperan más pruebas

Pyongyang a menudo prueba y muestra nuevas armas para coincidir con importantes días festivos nacionales, y ahora la atención se centra en el 25 de abril, cuando Pyongyang conmemora el aniversario del Ejército Popular de Corea.

Corea del Norte no realizó un desfile militar durante la celebración del nacimiento de Kim Il Sung la semana pasada como muchos esperaban, a pesar de las señales de prácticas que se estaban llevando a cabo en el patio de armas. Los expertos dicen que la evidencia sugiere que el evento podría tener lugar en el aniversario militar.

Por ahora, Beijing continúa caminando sobre una línea muy fina, con la esperanza de que Washington siga distraído con Corea del Norte y la guerra en Ucrania, mientras que la situación en la península de Corea no se vuelve tan tensa que Seúl y Tokio se sientan arrinconados.

Helicópteros militares en el aire y en tierra en la base del ejército estadounidense Camp Humphreys con torres residenciales detrás
Helicópteros militares en la base del ejército estadounidense Camp Humphreys al sur de Seúl cuando Corea del Sur y Estados Unidos comenzaron sus principales ejercicios militares de primavera. [Yonhap via EPA]

Se espera que el presidente entrante de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, adopte un enfoque más agresivo hacia Corea del Norte que el actual presidente Moon Jae-in.

Ya ha indicado que quiere expandir los ejercicios militares de Estados Unidos y Corea del Sur y también instalar lanzadores antimisiles adicionales Terminal High Altitude Area Defense (THAAD) en territorio surcoreano.

Mientras tanto, el partido gobernante de Japón ha pedido que el país aumente el gasto en defensa al 2 por ciento del producto interno bruto en respuesta a la dinámica cambiante en Asia Pacífico. Juntos, los dos países albergan a casi 80.000 soldados estadounidenses en bases militares construidas al final de la Segunda Guerra Mundial.

Stone Fish dice que tales desarrollos son potencialmente preocupantes tanto para China como para Corea del Norte porque EE. UU. podría aprovechar la oportunidad que brinda la preocupación regional sobre el Norte para tratar de contener aún más el alcance de Beijing.

Esta semana, EE. UU. comenzó un ejercicio militar conjunto de nueve días con Corea del Sur, mientras que a principios de mes, EE. UU., Japón y Corea del Sur realizaron ejercicios navales conjuntos.

“A China le interesa que Estados Unidos se distraiga”, dijo Stone Fish. “A China no le interesa tener una acumulación militar regional en Corea del Sur y Japón que la gente finge que se trata solo de Corea del Norte, pero en realidad también se trata de contrarrestar y restringir a China”.

Fuente

Le gustó el artículo?

0 Points
Upvote

Publicado por notimundo

'Son como joyas': granjero dedicado a preservar orquídeas en el monte Merapi de Indonesia

‘Son como joyas’: granjero dedicado a preservar orquídeas en el monte Merapi de Indonesia

Cómo ver Pelicans vs. Suns: transmisión en vivo, canal de televisión, hora de inicio del juego de la NBA del viernes

Cómo ver Pelicans vs. Suns: transmisión en vivo, canal de televisión, hora de inicio del juego de la NBA del viernes