in

Bloqueo de EE.UU. no para derrotar a Cuba, dicen intelectuales progresistas

Bloqueo de EE.UU. no para derrotar a Cuba, dicen intelectuales progresistas

Un grupo de intelectuales y periodistas de renombre internacional integrado por Ignacio Ramonet (España), Hernando Calvo Ospina (Francia), Atilio Boron (Argentina) y Fernando Buen Abad (México) publicó este jueves una carta de apoyo al gobierno cubano y gente. Su contenido se presenta a continuación.

RELACIONADO:

Cuba-China buscan impulsar cooperación bilateral en turismo

Hace algunos meses tomamos la iniciativa de recolectar firmas de científicos, políticos, artistas e intelectuales reconocidos por su liderazgo social y su profundo compromiso humanista con el objetivo de lanzar una fuerte y mundial denuncia al bloqueo que mantienen los Estados Unidos de América. contra Cuba durante más de sesenta años.

En estos días algunos medios vuelven a señalarnos a los cuatro y mencionan explícitamente nuestros nombres y la petición que organizamos, afirmando, además, que somos parte de la maquinaria propagandística cubana. Por eso hoy reafirmamos nuestra protesta y la ampliamos con mayor convicción y énfasis. Estamos seguros que todos aquellos que nos acompañaron con su firma, lo seguirán haciendo hoy y compartiendo nuestra convicción.

El criminal bloqueo contra Cuba, que se manifiesta a través de cientos de medidas sumamente maliciosas a través de amenazas, sanciones, difamaciones y hostigamientos económico-políticos, se ha complementado recientemente con aventuras desestabilizadoras, cuyo financiamiento proviene de la Casa Blanca y del Sur. de Florida apuntando más específicamente a la juventud cubana.

La maldad y el absurdo de estos actos están más allá de cualquier límite. Es injusto que el pueblo cubano padezca la criminal irracionalidad del imperio norteamericano y no se puede condonar ni callar la desesperada situación a la que se ve sometida Cuba como consecuencia de los problemas inducidos por el bloqueo y las múltiples y problemas interminables que emanan de él.

Es el plan del imperio poner a la fuerza a Cuba de rodillas por el hambre, la falta de atención médica, los cortes de energía, la escasez de tecnología básica, suministros y reparaciones. Es el plan del imperio borrar a toda costa el ejemplo cubano de humanismo y rebeldía revolucionaria. Es el plan del imperio que el odio del verdugo triunfe sobre la dignidad de los rebeldes, asfixie la economía cubana y provoque los sufrimientos de su población como para hacerla rebelarse contra el gobierno revolucionario.

Solo el gobierno de Donald Trump emitió 243 medidas sancionadoras y Joe Biden ha sido incapaz de modificar el carácter inhumano de estas sanciones que llegaron al extremo de la máxima arrogancia mostrando una total falta de sensibilidad durante los peores días de la pandemia del Covid-19. Washington ignoró con desdén la condena anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) que exige poner fin a estos procedimientos inhumanos.

Desde dentro del imperio se han gastado millones de dólares para comprar hordas de “disidentes”, “opositores”, “críticos” bajo el disfraz de las narrativas sobre “derechos humanos”, “libertad de expresión” y sentido de “democracia”… quienes están operando desde alguna redacción de “diarios”, “revistas”, “redes sociales” vendiendo su mercadería informativa con fines delictivos a cambio de un salario.

Aspiran a operar desde dentro de Cuba con el apoyo de la “prensa internacional” con el objetivo de dañar la imagen de la revolución, apuntalar la aplicación del criminal bloqueo y justificar todo tipo de intervenciones. Pretende aislar a Cuba para convertirla en el perfecto escenario del crimen del que nadie se percataba.

Sin vergüenza gastaron millones de dólares en promover la subversión interna y luego llamarla desobediencia civil, anarquía y caos, con el único objetivo de aniquilar el sistema político actual y reemplazarlo por uno que responda a sus intereses.

A Washington no le interesan en absoluto los enormes éxitos de la revolución en el área de la ciencia que, entre otros, permitió a Cuba ser el primer país del mundo en haber vacunado a toda su población contra la COVID-19, con sus propias vacunas, en a pesar de todo el empeño de Washington por impedir que Cuba adquiera aunque sea las jeringas que se necesitan para inyectarlas. No podemos quedarnos callados ante el infierno que vive Cuba.

Desde el interior del país, individuos que se sienten tranquilizados y protegidos por Washington, están usando la difícil situación económica por el bloqueo (y agravada por la pandemia de la Covid, como en todas las demás naciones) como bandera para llamar a manifestaciones subversivas.

Lo hacen sin tener en cuenta la legislación interna que prohíbe cualquier tipo de ataque político al sistema político actual, tal como existe en todos los estados del mundo. Y más aún, cuando estos ataques son instigados por potencias extranjeras.

Reafirmamos nuestro pronunciamiento y una vez más alzamos la voz para llamar al gobierno de los Estados Unidos a poner fin al inhumano bloqueo contra Cuba y abstenerse de cualquier intento de desestabilizar a una nación que nunca ha emprendido acción alguna contra su seguridad; que menos se ha mezclado con sus asuntos internos, que nunca ha llamado a los ciudadanos de los Estados Unidos a subvertir el orden establecido, a pesar de los múltiples y graves problemas sociales internos que enfrenta esta potencia mundial.

Reafirmamos nuestro amor por Cuba porque queremos que su pueblo sepa que somos hermanos, que es nuestro modelo a seguir, que aprendemos de su impresionante resistencia, plenitud y protagonismo.

Queremos que el pueblo revolucionario de Cuba lo sepa, porque estas pocas líneas expresan el clamor de millones de hermanos y captan las emociones fraternales de agradecimiento por el ejemplo de solidaridad que Cuba está dando con todos los países hermanos, tanto en Angola como en en Venezuela o en México, por solo mencionar un eje geopolítico e histórico de la nueva generación, tanto en el tiempo como en el espacio.

Al enfatizar nuestro amor por la Revolución Cubana, reafirmamos nuestra declaración, que es firme y progresista.



Fuente

Le gustó el artículo?

0 Points
Upvote

Publicado por notimundo

(AMPLIACIÓN) Alto funcionario de EE. UU. visita Corea del Sur para hablar sobre seguridad cibernética: NSC

(AMPLIACIÓN) Alto funcionario de EE. UU. visita Corea del Sur para hablar sobre seguridad cibernética: NSC

Canadá hace que el aprendizaje a distancia sea elegible temporalmente para los puntos de Entrada Rápida

Canadá hace que el aprendizaje a distancia sea elegible temporalmente para los puntos de Entrada Rápida