in

Combustible radiactivo, agua contaminada: la limpieza de Fukushima

Once años después de que un devastador tsunami azotara el noreste de Japón, miles de trabajadores de la planta nuclear Fukushima Daiichi están involucrados en el complejo proceso de varias décadas de desmantelamiento del sitio.

He aquí algunos datos sobre la situación en la planta, que AFP visitó este mes:

El daño

Tres de los seis reactores de Fukushima estaban en funcionamiento cuando se produjo el tsunami el 11 de marzo de 2011. Se fusionaron después de que sus sistemas de refrigeración fallaran cuando las olas inundaron los generadores de respaldo.

No había combustible en los otros tres reactores, pero las explosiones de hidrógeno en las unidades 4, 1 y 3 causaron grandes daños.

La evidencia del poder de las explosiones aún es visible en la parte superior de la unidad 1, donde el marco de metal deformado permanece expuesto al aire, y en la unidad 3, las paredes dañadas sin pintura se encuentran bajo una nueva cubierta de techo.

Las grúas se elevan sobre varias unidades, mientras que los trabajadores en overoles y usando dosímetros, respiradores de cara completa y cascos operan maquinaria cerca.

En otros lugares, los edificios administrativos abandonados están vacíos, mientras que los carriles verdes a lo largo de las carreteras muestran por dónde los trabajadores pueden caminar sin equipo de protección.

Barras de combustible

Se han retirado las barras de combustible de dos unidades y se continúa con el proceso en la 5 y la 6, que no sufrieron daños en el accidente.

Pero en la unidad 1, se deben limpiar grandes cantidades de escombros radiactivos para acceder a las varillas. Para evitar la propagación de polvo radiactivo, los trabajadores están instalando un techo nuevo y esperan comenzar a retirar los escombros en 2027.

En la unidad 2, los niveles de radiación son tan altos que el operador de la planta, TEPCO, planea acceder a las barras enviando robots desde dos plataformas, una de las cuales ya se ha construido.

Se espera que la eliminación de las barras de combustible comience allí alrededor de la primavera de 2024.

Residuos de combustible

En las unidades 1-3, el combustible y otros materiales se derritieron y luego se solidificaron en «desechos de combustible» altamente radiactivos.

TEPCO lleva años evaluando la ubicación y la escala del problema, dijo a la AFP Keisuke Matsuo, un comunicador de riesgos de la planta.

“Comenzamos a investigar el interior del reactor 1 en febrero, con la esperanza de comprender la condición de los escombros y sedimentos”, dijo.

“Planeamos que el reactor 2 sea el primero del que retiremos restos de combustible, y planeamos comenzar este año”.

En julio se entregó un brazo robótico para el proceso después de un retraso por la pandemia y se está probando.

Agua contaminada

El sitio produce 140 metros cúbicos de agua contaminada al día, una combinación de agua subterránea, agua de mar y agua de lluvia que se filtra en el área y agua que se usa para enfriar.

TEPCO pavimentó áreas, instaló bombas y construyó una pared de hielo para evitar la entrada de agua, pero el problema sigue creciendo.

El agua se filtra para eliminar varios radionúclidos y se traslada a tanques de almacenamiento, con 1,29 millones de toneladas ya en el sitio y se espera que se agote el espacio en alrededor de un año.

Los tanques blancos, grises y azules dominan gran parte del lugar, entre algunos pinos y cerezos que sobrevivieron al accidente y la descontaminación.

TEPCO dice que el agua tratada por su sistema ALPS cumple con los estándares nacionales para los niveles de radionúclidos, excepto el tritio.

Planea diluir el agua para reducir los niveles de tritio y liberarlo en alta mar durante varias décadas a través de una tubería submarina de un kilómetro de largo.

A pesar del respaldo del organismo de control de la ONU, el plan es controvertido y TEPCO enfrenta la oposición de las comunidades locales y algunos países vecinos.

“Creemos que el agua tratada con ALPS es segura”, dijo Matsuo.

“Será esencial que tengamos una comprensión pública de que el agua es segura”.

Costo

Alrededor de 4000 personas trabajan en la planta todos los días, generando enormes cantidades de desechos solo en equipo de protección, incluidos múltiples calcetines, guantes y máscaras que deben usarse en la mayor parte del sitio.

Actualmente se espera que el desmantelamiento tome entre 30 y 40 años y cueste ocho billones de yenes ($ 69 mil millones), que TEPCO dice que cubrirá.

Pero esa cifra no incluye el costo de tratamiento y disposición del agua contaminada.

https://www.france24.com/es/live-news/20220311-combustible-radiactivo-agua-contaminada-la-limpieza-de-fukushima

Categoría: Japón


Imprimir esta publicación

Fuente

Publicado por notimundo

Rusia bombardea mezquita que alberga a 80 civiles en Mariupol: Ucrania

Rusia bombardea mezquita que alberga a 80 civiles en Mariupol: Ucrania

Hulk Hogan cree que su legado es que será recordado como el mejor luchador de todos los tiempos.

Hulk Hogan cree que su legado es que será recordado como el mejor luchador de todos los tiempos.