Cómo afronta Francia la parálisis política: cuatro escenarios para las elecciones

by Redacción NM
0 comment

El presidente francés, Emmanuel Macron, podría acabar con un primer ministro y un gobierno de un partido diferente en un sistema conocido en Francia como «cohabitación». ¿Cuál es el proceso para formar un nuevo gobierno? ¿Qué pasa si no hay mayoría? ¿Cómo se comparan los poderes del Presidente y del Parlamento?

ANUNCIO

Una sorprendente victoria del partido de extrema derecha Rassemblement National de Francia en las elecciones de la UE de este mes dejó a Francia tambaleándose y su presidente Emmanuel Macron convocó elecciones anticipadas. En un proceso de dos vueltas, el 30 de junio y el 7 de julio, Francia acudirá a las urnas para elegir una nueva Asamblea Nacional, la cámara baja del Parlamento francés.

Con su exclusivo sistema híbrido de gobierno semipresidencial, la posibilidad de que no surja un resultado claro arroja una serie de resultados hipotéticos que podrían hundir a Francia y Europa en la incertidumbre en un momento crítico de inestabilidad global.

Analizamos las especificidades del sistema electoral y la gobernanza política franceses. ¿Cómo funcionan las elecciones francesas? ¿Cuáles serán los posibles resultados en París? ¿Qué pasará si no hay mayoría en el Palacio Borbón y si el presidente Macron se ve obligado a trabajar junto a un enemigo político en Matignon, en una incómoda cohabitación política?

¿Cómo funcionan las elecciones legislativas?

Hay 577 escaños en la Asamblea Nacional. La función del diputado es proponer, modificar y votar leyes.

En la primera vuelta de las elecciones del 30 de junio, los votantes franceses elegirán a uno de los candidatos que se presenten en su circunscripción.

Si un candidato logra obtener la mayoría absoluta de votos (más del 50% de los votos con al menos el 25% de los votantes registrados), automáticamente gana. Por tanto, a diferencia de las elecciones presidenciales, la tasa de abstención es decisiva.

Al final de esta primera vuelta, si ningún candidato obtiene la mayoría absoluta, se organiza una segunda vuelta para el 7 de julio.

Cualquier candidato que haya obtenido más del 12,5% de los votos podrá pasar a la segunda vuelta.

El candidato con más votos en la segunda vuelta gana un escaño en la Asamblea Nacional.

¿Cómo funciona el sistema de gobierno francés?

Francia tiene un sistema de gobierno único descrito como un régimen híbrido con un presidente pero también con un parlamento poderoso.

A diferencia de la mayoría de los demás países con un sistema parlamentario (pensemos en el Reino Unido o Canadá), el jefe de Estado es elegido directamente por el pueblo, lo que le otorga visibilidad y legitimidad.

La Constitución de 1958 es la que rige el sistema político de Francia llamado Quinta República.

Fue adoptado para frenar el poder de la Asamblea Nacional tras la inestabilidad gubernamental que sacudió la Cuarta República.

En 1962, un referéndum cambió la forma en que se elegía al presidente. A partir de entonces, el jefe del Estado fue elegido por sufragio universal.

“A partir de entonces, el sistema se volvió más ‘presidencial’ en el sentido de que los ciudadanos prestaban más atención al presidente que a los diputados, cuando en realidad deberíamos prestar mucha más atención a nuestros diputados, y hoy somos muy conscientes de ello. ”, explicó Alexandre Frambéry-Iacobone, experto en derecho de la Universidad de Burdeos.

La nueva constitución otorgó al presidente poderes específicos como disolver el parlamento o convocar un referéndum.

¿Cuáles son los posibles resultados de las elecciones parlamentarias?

Resultado 1: el partido de Macron obtiene la mayoría absoluta

En las próximas elecciones parlamentarias, el objetivo de cualquier partido es lograr al menos 289 escaños para tener la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional y así poder llevar a cabo su programa sin tener que negociar con otros partidos.

Si Gana el partido liberal Renacimiento de Emmanuel Macron, el presidente podrá volver a nombrar a Gabriel Attal como su primer ministro. Las encuestas sugieren que esto es muy poco probable, ya que la facción de Macron está actualmente detrás de una amplia coalición de izquierda y de la Asamblea Nacional de Marine Le Pen.

ANUNCIO

Resultado 2: el partido de Macron obtiene una mayoría relativa

Si un partido obtiene una mayoría relativa -es decir, el partido más grande pero sin mayoría absoluta- no puede gobernar solo y necesita hacer alianzas para aprobar ciertas leyes. Este fue el caso del partido de Macron, que tenía 230 escaños en el parlamento disuelto.

Resultado 3: Otro partido obtiene una mayoría relativa pero no puede conseguir aliados

Si ningún partido obtiene la mayoría y no se forma ninguna coalición gobernante, esto podría conducir a un estado de estancamiento dentro del gobierno.

Esto hundiría a Francia en un territorio desconocido, ya que esta situación nunca se ha producido.

“En ese caso, sería mucho más complicado continuar con reformas importantes que hicieran avanzar a Francia. Más bien, estaríamos atrapados en una especie de estancamiento”, afirmó Alexandre Frambéry-Iacobone.

Una cosa es segura: no se pueden convocar nuevas elecciones legislativas hasta dentro de un año para resolver la situación.

ANUNCIO

Ante esta parálisis política, «una solución sería que Emmanuel Macron dimitiera», afirmó François-Xavier Millet, profesor de Derecho constitucional en la Universidad de las Antillas.

Pero el presidente hasta ahora ha descartado esta posibilidad. Ni el Parlamento ni el gobierno pueden obligarle a hacerlo.

Resultado 4: Otro partido gana la mayoría absoluta

Si otro partido obtiene la mayoría absoluta (ya sea el partido de extrema derecha Agrupación Nacional o la coalición de izquierda Nuevo Frente Popular), entonces el presidente tendrá que elegir un Primer Ministro de la coalición ganadora. A continuación, el Primer Ministro elegirá a sus ministros. En la política francesa, esto se conoce como «cohabitación».

¿Cómo funcionaron las convivencias anteriores y cuáles son los precedentes?

A lo largo de la Quinta República, Francia ha experimentado tres convivencias después de que el partido de oposición ganara las elecciones parlamentarias.

“No quiero decir que fuera la posición más fácil para los presidentes de la Quinta República que vivieron una convivencia, pero el gobierno tampoco se encontraba en un punto muerto”, explicó Alexandre Frambéry-Iacobone.

ANUNCIO

La última vez que se produjo una cohabitación fue en 1997, cuando el presidente de centroderecha Jacques Chirac disolvió el parlamento pensando que ganaría una mayoría más fuerte, pero inesperadamente perdió ante una coalición de izquierda encabezada por el Partido Socialista.

Lionel Jospin fue nombrado primer ministro y dirigió el gobierno hasta 2002.

Pero Jospin logró introducir varias leyes a las que se opuso el bando presidencial, como la semana laboral de 35 horas, la atención sanitaria universal y la unión civil para parejas del mismo sexo.

¿Cómo funcionaría una posible cohabitación entre Macron y la extrema derecha?

Aunque el nombre del eurodiputado de extrema derecha Jordan Bardella ha sido propuesto Como posible primer ministro, en caso de que la Agrupación Nacional obtenga una mayoría absoluta, es el presidente quien elige al jefe de gobierno.

“Podemos imaginar que incluso con una mayoría de la Agrupación Nacional, si Macron lo desea, puede intentar nombrar a Marine Le Pen (la histórica líder de extrema derecha de la Agrupación Nacional), quien podría rechazar el puesto. Esto continuaría hasta que Macron finalmente nombre a Jordan Bardella o a alguien más que acepte hacer el trabajo”, dijo Frambéry-Iacobone.

ANUNCIO

Como resultado, un presidente francés durante un período de cohabitación se ve obligado a desempeñar un papel más discreto, más cercano a los que se encuentran en otros sistemas parlamentarios.

Sin embargo, el Presidente seguiría manteniendo ciertos poderes -los llamados dominios reservadoss – como comandar las fuerzas armadas y la política exterior, ratificar tratados internacionales y acreditar embajadores.

Pero, en última instancia, es el partido con la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional el que tendrá control sobre las políticas internas de Francia.

Si un presidente no está de acuerdo con una determinada ley, podría remitir el asunto al Consejo Constitucional (una entidad que garantiza que se respeten los principios y normas constitucionales) o solicitar una segunda lectura a la Asamblea Nacional.

Pero, en última instancia, si el Consejo Constitucional se declara incompetente o si los diputados votan la ley por segunda vez, el jefe de Estado tendrá que firmarla.

ANUNCIO

¿Quién decide sobre los asuntos de la UE?

Es el jefe del gobierno y, por lo tanto, el parlamento quien decide sobre asuntos de la UE. Estos incluyen a los ministros que forman parte del Consejo de la UE para negociar y votar sobre la legislación europea.

“Los asuntos europeos no se consideran política exterior. Es en gran medida política interna. Por lo tanto, corresponde al gobierno decidir sobre los asuntos europeos”, afirmó François-Xavier Millet.

«Pero claramente podría haber tensiones, como es de esperar, entre el primer ministro y el presidente en una situación de convivencia en lo que respecta a los asuntos europeos», afirmó Millet.

Siga el drama que se desarrolla en las elecciones francesas con el análisis y la cobertura completos de Euronews.

Fuente

You may also like

logo_noticiasdelmundo_

Recopilación de las noticias mas relevantes del Mundo

 All Right Reserved. [email protected]