Conecte con nosotros

Criptomonedas

Comprender lo que convirtió al presidente de El Salvador, Bukele, en Bitcoin

Publicado

en


Comprender lo que convirtió al presidente de El Salvador, Bukele, en Bitcoin 101
Nayib Bukele. Fuente: una captura de pantalla, Instagram / nayibbukele

Es 3 de febrero de 2019 y los medios de comunicación del mundo informan que Nayib Bukele, «el Donald Trump latinoamericano», acaba de llegar al poder en las elecciones presidenciales de El Salvador. Resulta que este es un informe bastante vago: sí, Bukele es un populista de derecha. Pero pronto resultará que hay más en este ex alcalde de San Salvador, desertor universitario y ex vendedor de automóviles convertido en presidente de lo que muchos alguna vez pensaron.

Pocos imaginarán, por ejemplo, que pasará a ser el autor del primer proyecto de ley del mundo para convertir bitcoin (BTC) en moneda de curso legal.

Diego Sánchez-Ancochea, Jefe de Departamento del Departamento de Desarrollo Internacional de Oxford de la Universidad de Oxford, dijo Cryptonews.com,

“La elección de Bukele resultó del descontento de la población con la capacidad de los partidos tradicionales para promover la equidad y el desarrollo humano de la mayoría de la población”.

Y a pesar de «algunas mejoras» con dos de los predecesores de Bukele, Sánchez-Ancochea agregó que «el crecimiento económico se mantuvo bajo, la dependencia de las remesas alta y la concentración de ingresos significativa».

«Bukele prometió una nueva forma de hacer política, incluso si nunca tuvo claro qué modelo económico promovería», dijo.

Bukele (39) se opuso al sistema al ganar en 2019, pero lo hizo con una ola de aprobación pública para sus políticas. El Salvador y la economía salvadoreña han sido dominados (y aterrorizados) por pandillas violentas durante décadas, con asesinatos violentos y corrupción política como un hecho cotidiano. Bukele prometió acabar con eso. Y rápidamente mostró sus rayas.

En 2020, el medio de comunicación El Faro informó que el presidente había estado “negociando” con los líderes (encarcelados) de bandas notorias como Mara Salvatrucha (MS-13) en un intento por reducir la tasa de homicidios. En 2012, una tregua tripartita entre pandillas se vino abajo, lo que provocó el caos en las calles en los años previos a la elección de Bukele. El medio de comunicación alegó que había intercambiado favores a la pandilla a cambio de la paz en las calles.

Los paralelos de Trump no carecen totalmente de mérito: Bukele, como Trump, prefiere hablar en Twitter y, a menudo, en inglés, para que el mundo occidental pueda entenderlo alto y claro, como han aprendido recientemente los bitcoiners.

En respuesta a las acusaciones, publicó una serie de fotos que mostraban cárceles abarrotadas, con prisioneros con el torso desnudo esposados ​​y aplastados unos contra otros en lo que la BBC llamada «Condiciones insalubres» en el apogeo de la pandemia de coronavirus. Observadores, hablando con Americas Quarterly, etiquetado el movimiento una exhibición «impactante» de «tácticas de hombre fuerte».

En Twitter, escribió:

«Muéstrame un privilegio [I’ve granted the gangs], solo uno.»

En Estados Unidos, los miembros demócratas del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes en Washington escribieron a Bukele para expresar su «alarma» y por lo que llamaron una respuesta «extremadamente preocupante».

Las semillas de una brecha venidera entre Bukele y el Washington de Joe Biden ya estaban sembradas.

Avance rápido hasta febrero de este año y la situación parecía haberse deteriorado.

«La administración Biden rechazó una solicitud de reunión con el presidente de El Salvador», informó AP. Anteriormente, los detalles de un acuerdo de cabildeo desafortunado con Robert Stryk, «uno de los cabilderos más exitosos durante la presidencia de Trump», fueron expuesto por la misma salida.

En abril, Bukele devolvió el desaire, con AP reportando que Bukele había «desairado» una reunión con Ricardo Zúñiga, el enviado del gobierno de Biden a la región.

En marzo, las políticas de Bukele obtuvieron el visto bueno del público, que votó abrumadoramente a favor de su Partido Nuevas Ideas en las elecciones legislativas, otorgando al partido 56 escaños de 84 en el parlamento.

El partido de oposición más grande, ARENA, tiene solo 14. Una gran cantidad de nuevos diputados tomaron la palabra. Todos son abrumadores jóvenes, ambiciosos, carismáticos, casi totalmente inexpertos en política. Al igual que Bukele, son grandes en tecnología y tienen un perfil totalmente diferente al de los políticos canosos de carrera que han dominado las sesiones parlamentarias salvadoreñas hasta hace poco. Uno de ellos tiene solo 25 años, la edad legal más baja para un parlamentario salvadoreño.

En mayo, la relación entre San Salvador y Washington parecía al borde del colapso total. Reuters informó que el Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) había decidido dejar de otorgar ayuda a la policía nacional de El Salvador y a un instituto de información pública y «en cambio, redirigir el financiamiento a grupos de la sociedad civil», después de que Bukele se hubiera movido para «derrocar» al fiscal general de la nación y a varios jueces superiores, supuestamente reemplazándolos con aliados de Nuevas Ideas.

USAID dijo que estaba «profundamente preocupada». A Bukele no pareció importarle.

Con Washington enojándose rápidamente con él, Beijing aparentemente se ha apresurado a su lado, desembolsando 500 millones de dólares en fondos de inversión pública, también por Reuters. El país también ha estado utilizando el chino Sinopharm vacuna como parte de su proyecto de inmunización contra el coronavirus.

Solo una cosa ha impedido que Bukele se separe de Estados Unidos: la dolarización. Cuando el país adoptó el dólar estadounidense como moneda oficial en 2001, efectivamente cedió el control sobre su política monetaria, un factor que hasta ahora ha unido a Bukele a Washington, le guste o no. Ingrese Bitcoin.

Escapar del dólar

Durante la reciente sesión en vivo de Bukele con la comunidad criptográfica, Empresas de Castle Island socio Nic Carter preguntó el presidente a quemarropa si la adopción de BTC como moneda de curso legal fue “el comienzo de la desdolarización” y (si su movimiento fue “motivado por temores de inflación en el dólar”).

La respuesta del presidente fue «no».

Bukele y su gobierno han querido enfatizar que el USD seguirá siendo moneda de curso legal. Pero ofrecer una alternativa al dólar ya es un gran paso en la lucha por recuperar el control de su economía.

Es posible que el billete de bitcoin no sea una estrategia de desdolarización al final del juego, pero ciertamente es un movimiento interesante a mitad del juego. Atraer a algunos de los actores tecnológicos más influyentes del mundo para que se establezcan en la nación sería otra.

Frances Coppola, comentarista financiera británica, opinó en Twitter,

“La adopción de BTC potencialmente le da a El Salvador la vinculación de la moneda fuerte y la disciplina monetaria que necesita, al tiempo que rompe su dependencia de la política monetaria y fiscal de los Estados Unidos. No es la soberanía monetaria total, pero es una mejora de la situación actual ”.

Pero afirmó que para que esto funcione, Bukele necesitaría que las empresas compren sus pólizas.

“El Salvador tendrá que atraer BTC al país para acumular reservas. […] El presidente parece estar tratando de atraer ballenas BTC, lo cual es una estrategia razonable, pero el país también tendrá que desarrollar industrias de exportación basadas en BTC, de lo contrario el dinero será muy, muy escaso ”, escribió Coppola.

De hecho, Bukele y sus aliados parecen excepcionalmente interesados ​​en convencer a los empresarios de criptomonedas en el extranjero para que se trasladen a El Salvador, y habían comenzado a ofrecer asistencia con la residencia acelerada y exenciones fiscales como incentivos. Además, el país podría convertirse en otro punto de acceso para los mineros de Bitcoin.

Pedro Mendes Loureiro, profesor de Estudios Latinoamericanos y director de doctorado de la Universidad de CambridgeCentro de Estudios Latinoamericanos, dijo Cryptonews.com que «parte del» razonamiento detrás del movimiento de Bukele «está relacionado con su perfil joven y orientado a la tecnología».

Añadió que «Bukele fue elegido en gran parte como un presidente anti-sistema» que es «joven y conocedor de la tecnología» y «una agenda estricta contra el crimen», y a pesar de las acusaciones de autoritarismo, violaciones de los derechos humanos e incluso permitir masacres en las cárceles, ha demostrado ser «uno de los mejores presidentes en el tratamiento del COVID-19 en la región de América Latina».

Mendes Loureiro también agregó que «parte del» razonamiento de Bukele «está indudablemente relacionado con el gran papel que desempeñan las remesas de Estados Unidos (trabajadores migrantes en Estados Unidos que envían dinero a hogares en El Salvador), que se estima en alrededor del 20% del PIB, en la economía.»

Las remesas representan el 23% del producto interno bruto de El Salvador y benefician a unos 360.000 hogares. por Datos AP. El dinero enviado a casa en El Salvador por los migrantes alcanzó un récord de USD 5,92 mil millones en 2020.

Loureiro dijo:

“Bitcoin puede, potencialmente, facilitar estas remesas. Sin embargo, es probable que los costos de transacción de Bitcoin para las compras diarias sean prohibitivos, por lo que es muy probable que su introducción esté planificada para transacciones a gran escala «.

El economista Luis Hasburn pareció estar de acuerdo. Él dicho que el gasto público acelerado bajo el régimen de Bukele ha visto una espiral de deuda, y agregó que “los salvadoreños en el exterior envían 4.000 millones de dólares en remesas a casa al año. [Bukele] quiere acceder a estos fondos «.

Mientras tanto, Sánchez-Ancochea afirmó:

«Bukele ha argumentado que [the new law] dará más acceso a los servicios financieros a los pobres, pero este argumento no tiene sentido. Me pregunto si esto es más un movimiento publicitario que cualquier otra cosa y tendrá implicaciones políticas limitadas «.

Dentro del país, los expertos financieros expresan dudas.

Por el medio de comunicación ElSalvador.com, el economista y presentador de programas de entrevistas Luis Membreño afirmó que al obligar a los comerciantes a aceptar pagos de BTC, el gobierno «está restringiendo la libertad económica» y opinó que «la volatilidad de bitcoin va a introducir una distorsión macroeconómica en el país . «

Otro pensador económico afirmó en el mismo artículo que la medida había puesto a El Salvador «a la vanguardia de la irresponsabilidad, no de la tecnología».

Pero el autor de un artículo editorial en el Diario El Mundo reclamado que aunque todavía no está exento de «riesgo», la medida fue, no obstante, «audaz» y concluyó:

“La verdad es que existe una creciente aceptación de [crypto] en el mundo y en El Salvador. […] Por ahora, está claro que [BTC] no reemplazará al dólar, y eso le dará tranquilidad a la gente «.

___
Aprende más:
– El FMI no está contento con el movimiento de Bitcoin en El Salvador
– El Salvador trae un nuevo rompecabezas global – ¿Qué es Bitcoin y cómo gravarlo?

– Más parlamentarios latinoamericanos presionan por leyes de Bitcoin, incluido un viceministro del gobierno
– Los parlamentarios latinoamericanos amplían la ventana de Overton para Bitcoin





Fuente

Anuncio
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia

A %d blogueros les gusta esto: