in

Denuncia presentada contra fiscales mexicanos por “interceptación de comunicaciones privadas sin autorización legal”

Denuncia presentada contra fiscales mexicanos por “interceptación de comunicaciones privadas sin autorización legal”

Tres investigadores de derechos humanos presentaron una denuncia ante los fiscales mexicanos el lunes pidiendo una investigación sobre la supuesta “intercepción de comunicaciones privadas sin autorización legal”, según Leopoldo Maldonado, director de México del grupo de derechos Artículo 19.

La denuncia presentada ante la Fiscalía General de la Nación sigue a un reporte de que los teléfonos de al menos tres investigadores de derechos humanos en México fueron infectados con el software espía Pegasus durante el actual gobierno.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el cargo en 2018, se comprometió a dejar de implementar la tecnología, que se puede usar para acceder remotamente a los teléfonos y, por lo general, solo se vende a los gobiernos o a las fuerzas del orden público, después de que estalló un escándalo en torno a su uso bajo su mandato. predecesor.

Pegasus pertenece a la firma israelí de spyware NSO Group.

Artículo 19 está ayudando a dos periodistas y un defensor de derechos humanos cuyos teléfonos fueron infectados entre 2019 y 2021.

Las infecciones de Pegasus fueron verificadas por Citizen Lab, un grupo líder de investigación en ciberseguridad de la Universidad de Toronto, y publicadas el domingo en un informe del grupo mexicano de defensa de los derechos digitales R3D. Reuters no pudo confirmar de forma independiente los hallazgos.

La oficina del Fiscal General no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre la denuncia.

La oficina de López Obrador, la Secretaría de Defensa, la Secretaría de Gobernación y el principal funcionario de derechos humanos de México no respondieron a las solicitudes de comentarios.

La interceptación de comunicaciones privadas solo está permitida con el consentimiento previo de un juez por razones como la seguridad nacional, y hacerlo sin autorización puede ser castigado con seis a 12 años de cárcel.

NSO Group dijo que no podía validar los hallazgos de Citizen Lab sin ver datos que dijo que el grupo de investigación no comparte.

“La revisión de NSO Group es la única forma de verificar verdaderamente la precisión”, dijo un portavoz en un comunicado.

La compañía agregó que no opera Pegasus ni recopila información sobre los clientes o a quién supervisan, y rescinde los contratos cuando encuentra irregularidades.

Citizen Lab en un caso anterior aconsejó a NSO Group que se comunicara con las víctimas directamente para buscar información adicional más allá de lo que publicó públicamente.

Ricardo Raphael, uno de los periodistas cuyo teléfono se infectó con Pegasus en 2019 y 2020, instó a otros a hablar.

“Dudo mucho que seamos los únicos infectados”, dijo.

Fuente: el Universal

Diario de México


El cargo Denuncia presentada contra fiscales mexicanos por “interceptación de comunicaciones privadas sin autorización legal” apareció por primera vez en Diario de México.

Fuente

Publicado por notimundo

La economía ucraniana se contraerá a un ritmo ocho veces mayor que el de Rusia, pronostica el Banco Mundial

La ciudad de Kyiv ha dicho que está entregando pastillas de yodo de potasio (en la foto, foto de archivo) a los centros de evacuación en preparación para un posible ataque nuclear ruso en la capital de Ucrania.

Kyiv reparte pastillas de yodo potásico en preparación para un ataque nuclear en la capital de Ucrania