martes, julio 16, 2024

El dinero gastado por la UE en política migratoria se vuelve ‘complejo’ de rastrear

La red de fondos destinados a la externalización del tema controvertido es cada vez más amplia.

La política de externalización de la UE en la gestión de los flujos migratorios hace cada vez más difícil seguir la pista del dinero, como demuestra el memorando de entendimiento que la Comisión Europea va a firmar con el Gobierno tunecino.

El acuerdo incluye un paquete financiero de 105 millones de euros para gestión de fronteras, operaciones de búsqueda y rescate, actividades contra el contrabando y el retorno de migrantes.

Este tipo de cooperación no es nueva y, de hecho, fue respaldada por los líderes de la UE, quienes en la cumbre de la semana pasada «subrayaron la importancia de fortalecer y desarrollar asociaciones estratégicas similares».

Pero, ¿a quién y cuánto paga la UE para frenar los flujos migratorios?

Además de los 6.000 millones de euros destinados a Turquía desde 2016, hay 60 millones de euros para un nuevo paquete de migración de los Balcanes Occidentales, 120 millones de euros para Egipto y 152 millones de euros para Marruecos.

Sin embargo, no son solo los países vecinos los que reciben dinero. Nigeria, por ejemplo, recibió 28,4 millones de euros como “apoyo al gobierno de migración”, Bangladesh 55 millones de euros y Pakistán 59 millones de euros para diferentes programas, incluida la reintegración de sus nacionales enviados de vuelta desde Europa.

En realidad, es muy difícil obtener una visión general de todo el dinero gastado por la UE, según Sergio Carrera, investigador principal de CEPS, quien también criticó la falta de transparencia.

“Existe un panorama amplio, fragmentado e hipercomplejo de fondos que la UE pone en práctica para financiar las prioridades relacionadas con la gestión de la migración”, dijo Carrera a Euronews.

«Tienes el Fondo de Asilo y Migración (AMIF), que es un fondo de Asuntos Internos, pero también tienes fondos de desarrollo y de vecindad. La imagen hace que sea fundamentalmente imposible que cualquiera entienda realmente qué estaba financiando la UE y dónde.

“Y lo más preocupante son los impactos que esos fondos tienen sobre los derechos humanos, el estado de derecho y la democracia”, agregó.

Libia es una de las situaciones más preocupantes. La UE lanzó su Apoyo a la gestión integrada de fronteras y migración en Libia (SIBMMIL) en 2017. Tiene un valor de hasta 59 millones de euros e incluye la entrega de nueve embarcaciones para operaciones de búsqueda y rescate y entrenamiento de más de 100 miembros de la Guardia Costera de Libia, un cuerpo acusado de violaciones de derechos humanos por varias asociaciones y una misión de investigación de la ONU.

«El informe de la misión de investigación de la ONU de mayo fue muy, muy claro», dijo a Euronews la eurodiputada verde holandesa Tineke Strik.

“La guardia costera libia y otras entidades estatales financiadas por la UE están profundamente involucradas en crímenes contra la humanidad. Están involucradas en el contrabando, la trata y la esclavitud. Mantienen a las personas detenidas. Las torturan para obligar a sus familiares a pagarles.

«Entonces lo usan para chantajear a miembros de la familia y se benefician enormemente del contrabando y estas son las entidades que generalmente financia la UE. Entonces, la ONU concluyó que la UE, con su financiación, contribuye a los crímenes de lesa humanidad», dijo Strik. .

Dentro de su “asociación operativa contra el contrabando”, la Comisión Europea comprometió 40 millones de euros para combatir las redes criminales en el norte de África, pero tendrá que controlar cuidadosamente a los destinatarios de este dinero.

Fuente

Hot this week

Topics

spot_img

Related Articles

CAtegorías polpulares

spot_imgspot_img