in

El ucraniano que fue asesinado a tiros y enterrado vivo después de tres días de tortura revela cómo cavó para liberarse

Mykola le dijo a CNN cómo lo obligaron a arrodillarse y esperar mientras cavaban una tumba poco profunda, antes de que su hermano mayor, Dmytro, y su hermano menor, Yevhen, fueran ejecutados a solo unos metros de él.  Momentos después, un soldado ruso supuestamente también le disparó a Mykola en la cara, pero la bala entró por su mejilla y salió por detrás de su oído, afortunadamente sin arterias ni órganos vitales.

Un hombre ucraniano que supuestamente recibió un disparo en la cara y fue enterrado junto con sus dos hermanos muertos en una tumba poco profunda por las fuerzas rusas ha sobrevivido milagrosamente para contar su terrible experiencia.

Mykola Kulichenko afirmó que las fuerzas de Putin lo sacaron de su casa en el pueblo de Dovzhyk, cerca de la ciudad nororiental de Chernihiv, el 18 de marzo, solo dos semanas antes de que el ejército ruso se retirara de la región.

Los tres hermanos se sometieron a tres días de interrogatorios brutales que incluyeron palizas regulares y reclusión en un sótano durante tres días, en medio de sospechas de que habían estado involucrados en el bombardeo de un convoy ruso.

Pero al cuarto día de interrogatorios, sus captores decidieron que ya era suficiente.

A los Kulichenko los ataron, les vendaron los ojos y los metieron en la parte trasera de un vehículo militar que los llevó a un lugar aislado en un bosque cercano.

Mykola dijo CNN cómo se vio obligado a arrodillarse y esperar mientras se cavaba una tumba poco profunda, antes de que su hermano mayor, Dmytro, y su hermano menor, Yevhen, fueran ejecutados a pocos metros de él.

Momentos después, un soldado ruso supuestamente también le disparó a Mykola en la cara, pero la bala entró por su mejilla y salió por detrás de su oído, afortunadamente sin llegar a ninguna arteria ni órgano vital.

El trío fue arrojado al pozo y ligeramente cubierto de tierra después de que Mykola se hizo el muerto, pero luego logró escabullirse y evitar una muerte lenta y dolorosa por asfixia.

«Tuve suerte… y ahora tengo que seguir viviendo», dijo el único sobreviviente.

«Esta historia debe ser escuchada por todos, no solo en Ucrania, sino en todo el mundo porque este tipo de cosas están sucediendo y esto es solo una entre mil millones».

Mykola le dijo a CNN cómo lo obligaron a arrodillarse y esperar mientras cavaban una tumba poco profunda, antes de que su hermano mayor, Dmytro, y su hermano menor, Yevhen, fueran ejecutados a solo unos metros de él. Momentos después, un soldado ruso supuestamente también le disparó a Mykola en la cara, pero la bala entró por su mejilla y salió por detrás de su oído, afortunadamente sin arterias ni órganos vitales.

Una vista de la tumba poco profunda donde Mykola y sus hermanos fueron arrojados por las fuerzas rusas después de que les dispararan.  Sus hermanos murieron instantáneamente, pero Mykola sobrevivió y luego logró escapar.

Una vista de la tumba poco profunda donde Mykola y sus hermanos fueron arrojados por las fuerzas rusas después de que les dispararan. Sus hermanos murieron instantáneamente, pero Mykola sobrevivió y luego logró escapar.

Los rusos descendieron sobre la pequeña casa de madera compartida por los tres hermanos y su hermana Iryna después de que uno de sus convoyes en el área fuera bombardeado.

Sospechando que los hermanos podrían haber tenido algo que ver con eso, las tropas de Putin ordenaron a los hombres que salieran y los obligaron a arrodillarse a punta de pistola mientras saqueaban la casa en busca de indicios de participación militar.

Ninguno de los hermanos participó en el bombardeo, pero una medalla militar perteneciente a su abuelo era toda la evidencia que los invasores necesitaban para implicarlos.

No fue hasta cinco días después que Mykola, luciendo heridas de bala y cubierta de tierra y sangre, regresó a la casa, donde la hermana Iryna esperaba ansiosa.

‘Llegué a casa y allí estaba Mykola. Lo miré a los ojos y le pregunté dónde estaban los demás. Dijo que no hay otros’, cuenta entre lágrimas Iryna, que estaba fuera cuando los rusos secuestraron a sus hermanos.

Mykola explicó que fue arrojado al pozo antes que su hermano mayor Dmytro, y quedó parcialmente atrapado debajo de su cadáver cuando los rusos cubrieron sus cuerpos con tierra.

Pero continuó luchando hasta que pudo ganar algo de apoyo, empujando a su hermano muerto y emergiendo de la tumba poco profunda brutalizado pero vivo.

Sus hermanos finalmente recibieron un funeral adecuado en abril después de que los rusos se retiraron, un mes después de su ejecución.

La oficina del fiscal regional de Chernihiv ha abierto una investigación sobre el incidente, uno de los más de 11.000 incidentes registrados de presuntos crímenes de guerra en Ucrania después de menos de tres meses de guerra.

Los horrores de la tortura y masacre masiva de civiles se revelaron a principios de abril, cuando las autoridades ucranianas regresaron a las regiones al norte de Kiev que habían estado bajo ocupación rusa desde fines de febrero.

Enfrentados a numerosas bajas, los soldados de Putin recibieron la orden de retirarse del norte de Ucrania a fines de marzo para reagruparse y desplegarse en la región oriental de Donbas, donde los combates continúan mientras Ucrania busca repeler un asalto total diseñado para apoderarse del territorio allí.

Pero a su regreso a las ciudades y pueblos al norte de Kiev y cerca de Chernihiv, los funcionarios ucranianos comenzaron a descubrir el verdadero alcance de los crímenes de los ocupantes.

La oficina de la fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, ha abierto un torrente de investigaciones sobre denuncias de violación, tortura y ejecución sumaria de civiles desarmados e indefensos.

La fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, habla con los medios de comunicación junto a una fosa común en la ciudad de Bucha, en la región de Kiev, Ucrania, el 12 de abril de 2022.

La fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, habla con los medios de comunicación junto a una fosa común en la ciudad de Bucha, en la región de Kiev, Ucrania, el 12 de abril de 2022.

Los horrores de la tortura y masacre masiva de civiles se revelaron a principios de abril, cuando las autoridades ucranianas regresaron a las regiones al norte de Kiev que habían estado bajo ocupación rusa desde finales de febrero (se muestran filas de tumbas recientes en Irpin)

Los horrores de la tortura y masacre masiva de civiles se revelaron a principios de abril, cuando las autoridades ucranianas regresaron a las regiones al norte de Kiev que habían estado bajo ocupación rusa desde finales de febrero (se muestran filas de tumbas recientes en Irpin)

Se han registrado más de 11.000 presuntos crímenes de guerra en Ucrania después de menos de tres meses de guerra (soldado ucraniano mira bolsas para cadáveres mientras los sacerdotes rezan en una fosa común en los terrenos que rodean la iglesia de San Andrés en Bucha, 7 de abril)

Se han registrado más de 11.000 presuntos crímenes de guerra en Ucrania después de menos de tres meses de guerra (soldado ucraniano mira bolsas para cadáveres mientras los sacerdotes rezan en una fosa común en los terrenos que rodean la iglesia de San Andrés en Bucha, 7 de abril)

Es probable que en el futuro surjan innumerables relatos de crímenes de guerra en Mariupol: la ciudad portuaria ha estado bajo un bombardeo casi constante de las fuerzas rusas y se cree que más de 20,000 civiles han sido asesinados, según el alcalde Vadym Boichenko.

La terrible experiencia que sufrió la familia Kulichenko salió a la luz cuando las autoridades identificaron a un joven soldado ruso responsable de la violación de una joven ucraniana.

El soldado de aspecto juvenil Bulat Lenarovich Fassakhov, de 21 años, de la República de Tatarstán en Rusia Central, está acusado de ser parte de una banda de invasores que cometieron crímenes de guerra en la región alrededor de Kiev.

En detalles repugnantes publicados por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), se alega que Fassakhov irrumpió en la casa de una familia cerca de Kiev.

Reunió a la familia amenazándolos con dispararles y los condujo al sótano donde los encerró, excepto a una niña.

Fassakhov violó a la joven y luego se le unieron en la atrocidad otros tres soldados rusos.

Fassakhov, Bulat Lenarovich, nacido el 20 de noviembre de 2001 y con apenas 21 años, está acusado de crímenes de guerra en Ucrania

Fassakhov, Bulat Lenarovich, nacido el 20 de noviembre de 2001 y con apenas 21 años, está acusado de crímenes de guerra en Ucrania

Fassakhov posa con otros dos jóvenes de su misma edad, que se cree que son amigos.  Lo acusan de violar en grupo a una joven con tres cómplices

Fassakhov posa con otros dos jóvenes de su misma edad, que se cree que son amigos. Lo acusan de violar en grupo a una joven con tres cómplices

El soldado ruso Vadim Shishimarin, de 21 años, sospechoso de violaciones de las leyes y normas de la guerra, llega a una audiencia judicial, en medio de la invasión rusa de Ucrania, en Kiev, Ucrania, el 13 de mayo de 2022.

El soldado ruso Vadim Shishimarin, de 21 años, sospechoso de violaciones de las leyes y normas de la guerra, llega a una audiencia judicial, en medio de la invasión rusa de Ucrania, en Kiev, Ucrania, el 13 de mayo de 2022.

El juicio del sargento Vadim Shyshimarin, de 21 años (en la foto del viernes), marca la primera vez que un miembro del ejército ruso es procesado por un crimen de guerra durante el conflicto.

El soldado ruso Vadim Shishimarin, de 21 años, sospechoso de violaciones de las leyes y normas de la guerra, se sienta dentro de la jaula de los acusados ​​durante una audiencia judicial en Kiev.

El juicio del sargento Vadim Shyshimarin, de 21 años (en la foto del viernes), marca la primera vez que un miembro del ejército ruso es procesado por un crimen de guerra durante el conflicto.

Las investigaciones llevadas a cabo por el Servicio de Seguridad de Ucrania identificaron al joven como sirviendo en la 30ª brigada separada de tiroteos a motor del 2º Ejército Militar General de la Guardia del Distrito Militar Central de la Federación Rusa.

Dicen que los testigos lo confirmaron como autor de una serie de crímenes de guerra contra civiles mientras su batallón ocupaba pueblos y aldeas en los alrededores de Kiev.

Se desconoce el paradero de Fassakhov en la actualidad, pero es probable que haya sido reposicionado para luchar en el Donbas, donde se libran intensas batallas.

Las investigaciones realizadas por la SBU afirman haber identificado hasta el momento a 1.140 soldados rusos que han cometido atrocidades indescriptibles contra civiles ucranianos.

Las autoridades ucranianas están llevando a cabo al menos diez investigaciones activas sobre violaciones que involucran a las fuerzas rusas durante sus ocupaciones de pueblos y aldeas en Ucrania, y hay muchas más en preparación, incluidas presuntas violaciones de niños y hombres.

Mientras tanto, el sargento de tanques ruso Vadim Shyshimarin se convirtió en el primero en ir a juicio por crímenes de guerra en Ucrania la semana pasada después de que presuntamente ejecutó a un hombre desarmado de 62 años disparándole en la cabeza.

El juicio de un joven de 21 años marca la primera vez que un miembro del ejército ruso es procesado por un crimen de guerra durante el conflicto.

Shyshimarin, un miembro capturado de una unidad de tanques, supuestamente le disparó al hombre a través de la ventana abierta de un automóvil en la aldea de Chupakhivka, en el noreste del país, en la primera semana de la guerra.

Fuente

Le gustó el artículo?

0 Points
Upvote

Publicado por notimundo

Los pacientes afroamericanos mayores tienen más probabilidades de recibir antibióticos innecesarios: estudio |  La crónica de Michigan

Los pacientes afroamericanos mayores tienen más probabilidades de recibir antibióticos innecesarios: estudio | La crónica de Michigan

Huelgas para interrumpir la reapertura de Jubilee Line Night Tube este fin de semana