in

Festival de Cine de Cannes vuelve al futuro con reinicio post-Covid

Festival de Cine de Cannes vuelve al futuro con reinicio post-Covid

Después de dos años de la interrupción de Covid, el Festival de Cine de Cannes regresa a su tradicional tragamonedas de mayo para una edición del 75 aniversario repleta de autores célebres y estrellas de Hollywood, incluido Tom Cruise. El encuentro de la Riviera francesa, que se abre el martes a la sombra de la guerra en Ucrania, promete equilibrar odas nostálgicas a los íconos del pasado del cine con preguntas urgentes sobre nuestros tiempos difíciles.

El escaparate principal del mundo para las películas esperará un regreso a una apariencia de normalidad después de que la pandemia obligó a no presentarse en 2020 y una reunión reducida en julio el próximo año. Inevitablemente, la guerra que azota a Ucrania tendrá una gran importancia en los procedimientos, enmarcando la conversación tal como influyó en la alineación de las películas.

No habrá máscaras obligatorias ni pases de salud este año, y no habrá restricciones para las fiestas. Aún así, es probable que el conflicto armado más grande del continente desde la Segunda Guerra Mundial asegure que el escaparate más deslumbrante del cine opte por celebraciones inusualmente sobrias incluso cuando marca su jubileo de diamantes.

El actor francés Vincent Lindon encabeza el festival principal de este año. © Eric Gaillard, Reuters

Para el país anfitrión, Cannes marca una pausa bienvenida en un año intensamente politizado, intercalado entre las elecciones presidenciales y parlamentarias, en gran medida eclipsadas por la invasión rusa. Pero no habrá escasez de material político en la pantalla grande, con la guerra, la migración, las luchas feministas y la emergencia climática en los primeros lugares de la agenda de los cineastas.

Menos mal, porque el presidente del jurado de este año, Vincent Lindon, el actor francés conocido por sus papeles con carga política, ya ha manifestado su preferencia por “películas que nos cuenten algo sobre el mundo en el que se hacen”.

A la sombra de la guerra

En una señal de cuánto pesará la guerra de Vladimir Putin en el festival, el director francés Michel Hazanavicius acordó cambiar el nombre de su telón de fondo: un festival de zombis inicialmente titulado «Z» en francés, ahora llamado «¡Cupéz!” – para evitar toda asociación con belicistas de Rusia.

Reflejando los pasos tomados en otros lugares, los organizadores de Cannes han excluido del festival a los rusos con vínculos con el gobierno. Pero se han resistido a los llamados a un boicot general a los artistas rusos, dando la bienvenida al destacado disidente del Kremlin, Kirill Serebrennikov, a la competencia principal por tercera vez. Después de presentarse dos veces en ausencia debido a las prohibiciones de viaje de Moscú, el director ahora exiliado finalmente caminará por la alfombra roja el miércoles para su último largometraje, «La esposa de Tchaikovsky».

El director ruso Kirill Serebrennikov sobre Ucrania: «Esto es una guerra y Rusia la empezó»

LA ENTREVISTA
LA ENTREVISTA © FRANCIA 24

Ucrania estará representada por el incondicional de Cannes Sergei Losnitza, cuyo último documental explora la destrucción de las ciudades alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. En la barra lateral de Un Certain Regard, centrada en el talento emergente, la oportuna «Visión de mariposa» de Maksim Nakonechnyi examinará la terrible experiencia de un soldado ucraniano que acepta sus experiencias como prisionera de los rebeldes respaldados por Rusia en la región de Donbass.

Las imágenes filmadas por el difunto cineasta lituano Mantas Kvedaravičius antes de que lo mataran en Mariupol en abril también serán mostradas por su prometida, Hanna Bilobrova, en lo que promete ser una de las proyecciones más emotivas del festival.

Veteranos, recién llegados y Tom Cruise

Como bastión del cine de autor y el festival de cine más glamoroso del mundo, el Festival de Cine de Cannes siempre necesita lograr un equilibrio entre el culto al autor y el poder de las estrellas de Hollywood, y entre la devoción por el pasado y mirar hacia el futuro. Este año promete mucho polvo de estrellas en la alfombra roja y una mezcla intrigante de veteranos y recién llegados.

El concurso insignia de la Palma de Oro ve a cuatro laureados anteriores regresar a la Riviera por más trofeos: Hirokazu Kore-eda, Ruben Ostlund, Cristian Mungiu y los dos veces ganadores los hermanos Dardenne. Otros habituales incluyen a Park Chan-wook y David Cronenberg, ambos ganadores anteriores del Gran Premio del jurado, junto con James Gray, Arnaud Desplechin y el veterano de 84 años Jerzy Skolimowski, quien fue el primero en competir en Cannes en 1972.

El año pasado, la francesa Julia Ducournau se convirtió en la segunda mujer en ganar una Palma de Oro con su atrevida “Titane”, protagonizada por Lindon. Este año, hay cinco películas dirigidas por mujeres en competencia por la Palma, un récord para Cannes pero aún un porcentaje bajo en comparación con otros festivales internacionales. Incluyen un trío de directores franceses encabezados por la iconoclasta Claire Denis, que acaba de ganar su premio al mejor director en Berlín. La autora estadounidense Kelly Reichardt finalmente tendrá su primera oportunidad en la Palma, reuniéndose con su musa favorita Michelle Williams para una mirada autorreflexiva sobre una artista de un pueblo pequeño que intenta superar las distracciones.

Una instalación para la película.
Una instalación para la película «Top Gun: Maverick» fuera del Grand Hotel de Cannes. © Vianney Le Caer, Invision, AP

Más allá del concurso de la Palma de Oro, Cannes albergará más estrellas de Hollywood que en años, comenzando con la secuela de «Top Gun» de Joseph Kosinski retrasada por la pandemia, protagonizada por Tom Cruise en el papel que lo impulsó al estrellato mundial hace 36 años. Cruise caminará por la alfombra por primera vez en tres décadas y se sentará para una rara entrevista que abarcará toda su carrera.

Más adelante, Baz Luhrmann traerá su llamativa película biográfica de “Elvis”, protagonizada por Austin Butler y Tom Hanks, mientras que George Miller, última en Cannes con “Mad Max: Fury Road”, estrenará una epopeya de fantasía protagonizada por Idris Elba y Tilda Swinton. Ethan Coen estrenará su primera película sin su hermano Joel, un documental sobre la leyenda del rock ‘n’ roll Jerry Lee Lewis. Y el actor y director Ethan Hawke se sumará a la sensación nostálgica de la quincena con una serie sobre la pareja dorada de Hollywood, Paul Newman y Joanne Woodward.


Foco en el Medio Oriente

El muy promocionado regreso de las grandes estrellas de Tinseltown es una excelente noticia para Cannes, ya que el festival de cine más importante del mundo tiene tanto que ver con el glamour como con las películas. También es una bendición financiera para esta tranquila ciudad costera de 74.000 habitantes, cuya población se triplica durante dos semanas cada mes de mayo.

Además de los observadores de estrellas habituales, el festival traerá a unos 35,000 profesionales acreditados a la Riviera, casi el doble que el año pasado, pero aún por debajo de los niveles anteriores a Covid, con preocupaciones por la pandemia que impiden que asistan algunos delegados. “Asia no ha vuelto a viajar”, ​​dijo el director del festival Thierry Frémaux, señalando las restricciones de viaje en China y otros lugares.

Sin embargo, habrá un contingente considerable de la India, el invitado de honor de este año en el Mercado de Cine de Cannes que se desarrolla en paralelo con el festival. Oriente Medio y los países árabes también ocuparán un lugar destacado, incluso en la carrera por la Palma de Oro, con el último thriller ambientado en El Cairo de Tarek Ali (de “Le Caire Confidentiel”), así como dramas iraníes de Saeed Roustayi y Ali Abbasi, cuya emocionante “Border” ganó la barra lateral de Un Certain Regard hace cuatro años.

Festival de cine de cannes
Festival de cine de cannes © FRANCIA24

Con “solo” cuatro, el contingente francés en la carrera por la Palma de Oro se ha reducido a la mitad con respecto al año pasado, cuando ocho de las 24 películas en competencia procedían de Francia. Pero el país de origen representa poco menos de una cuarta parte de la selección general, con Olivier Assayas, Quentin Dupieux y Rachid Bouchareb proyectando sus últimos trabajos fuera de competición.

Los directores franceses pondrán en marcha la pelota el martes, comenzando con una rara proyección del icónico triángulo amoroso de Jean Eustache «La madre y la puta», medio siglo después de que desató una tormenta en la Croisette. El tributo de Hazanavicius a las películas de terror B seguirá como apertura oficial del telón, en un eco del festival de zombis de Jim Jarmusch que abrió la última edición «normal» del festival en 2019, en la era anterior a Covid.

Fuente

Le gustó el artículo?

0 Points
Upvote

Publicado por notimundo

Detalles completos del contrato para el novato WR George Pickens liberados - Steelers Depot

Detalles completos del contrato para el novato WR George Pickens liberados – Steelers Depot

La comisión presidencial vota para procesar todas las solicitudes de tarjeta verde dentro de los 6 meses