in

Guerra de Ucrania: prisionero de guerra ruso pide ‘misericordia’ para las fuerzas invasoras

Guerra de Ucrania: prisionero de guerra ruso pide 'misericordia' para las fuerzas invasoras

Un comandante ruso capturado ha suplicado «misericordia» para las fuerzas de Putin que atacan Ucrania, diciendo que fueron engañados para invadir con la falsa creencia de que el gobierno había sido derrocado por los nazis y necesitaba ser liberado.

El hombre, que dijo ser teniente coronel en la unidad especial de respuesta rápida de la guardia nacional rusa, dijo que a sus compatriotas les han «lavado el cerebro» para que apoyen la guerra pero, después de haber visto la situación en Ucrania por sí mismo, ahora siente «vergüenza». en participar y dice que los ucranianos tienen «razón» para resistir.

Mikhailovich dijo que sus dudas se solidificaron cuando vio a dos de sus boxeadores favoritos, Oleksandr Usyk y Vasiliy Lomachenko, que aceptaron luchar por la resistencia. Y en un duro mensaje entregado a las tropas rusas que aún luchan, dijo: «Les ruego que paren antes de que sea demasiado tarde… Rusia no puede ganar aquí».

Se hace eco de las declaraciones dadas por otros prisioneros rusos entrevistados por las fuerzas ucranianas, quienes dijeron que la orden de ataque llegó con poca anticipación, que les dijeron que el gobierno ucraniano había sido depuesto y que iban en un ‘libertadores’ que debería esperar solo luz. resistencia. En cambio, entraron en un baño de sangre.

Ninguna de sus cuentas puede ser verificada y es probable que todas las declaraciones se hayan dado bajo cierto grado de coacción. Pero la consistencia con la que se cuenta la misma historia, por parte de soldados de diferentes unidades que luchan en diferentes áreas del país y que no han tenido tiempo de alinear sus historias, es sorprendente.

Se produjo cuando Rusia renovó su ataque contra las ciudades ucranianas rodeadas hoy, golpeando Mariupol, Chernihiv y Kharkiv en las primeras horas, aunque sin lograr avances significativos en el terreno. Excepto por avances limitados en el sur, la fuerza de Putin ahora ha estado en gran medida paralizada durante días mientras sufre grandes pérdidas.

Guerra de Ucrania: prisionero de guerra ruso pide 'misericordia' para las fuerzas invasoras

Moscú dijo el lunes por la mañana que estaba abriendo «corredores humanitarios» fuera de ciudades sitiadas como Sumy, Kharkiv, Mariupol y Chernihiv para permitir la huida de los ucranianos, pero fue inmediatamente condenado después de que los mapas mostraran las rutas que conducen a Bielorrusia y Rusia, en lugar de protegerlas. refugios en otras partes de Ucrania.

Antes de una tercera ronda de conversaciones prevista para el lunes, el Ministerio de Defensa ruso dijo que un alto el fuego comenzaría por la mañana y que se abrirían pasajes seguros para los civiles de la capital de Kiev, la ciudad portuaria sureña de Mariupol y las ciudades de Kharkiv y Sumi.

Algunas de las rutas de evacuación, sin embargo, canalizarían a los civiles hacia Rusia o su aliado Bielorrusia, destinos poco probables para muchos ucranianos que preferirían dirigirse a países en las fronteras occidental y meridional.

Un alto funcionario ucraniano rechazó esas propuestas.

Bien entrada la segunda semana de guerra, el plan de Rusia para invadir rápidamente el país se ha visto obstaculizado por una feroz resistencia.

Sus tropas han logrado avances significativos en el sur de Ucrania y a lo largo de la costa, pero muchos de sus esfuerzos se han estancado, incluido un inmenso convoy militar que ha estado casi inmóvil durante días al norte de Kiev.

La lucha ha hecho que los precios de la energía aumenten en todo el mundo, las existencias se desplomen y amenazan el suministro de alimentos y los medios de vida de las personas de todo el mundo que dependen de las tierras de cultivo en la región del Mar Negro.

El número de muertos por los combates sigue sin estar claro. La ONU dice que ha confirmado solo unos pocos cientos de muertes de civiles, pero también advirtió que el número está muy por debajo del total.

La policía de la región de Kharkiv dijo el lunes que 209 personas han muerto allí solo, 133 de ellas civiles.

La invasión rusa también ha empujado a 1,5 millones de personas a huir del país, creando lo que el jefe de la agencia de refugiados de la ONU llamó «la crisis de refugiados de más rápido crecimiento en Europa desde la Segunda Guerra Mundial».

Pero muchos otros han quedado atrapados en ciudades bajo fuego. Los alimentos, el agua, los medicamentos y casi todos los demás suministros escaseaban desesperadamente en la ciudad portuaria sureña de Mariupol, de la que unas 200.000 personas intentan huir, pero donde colapsó un alto el fuego anterior.

El grupo de trabajo ruso dijo que la nueva promesa de corredores humanitarios se anunció a pedido del presidente francés Emmanuel Macron, quien habló con el presidente ruso Vladimir Putin el domingo. La oficina de Macron dijo que pidió un fin más amplio de las operaciones militares en Ucrania y la protección de los civiles.

La viceprimera ministra ucraniana, Irina Vereshchuk, calificó de «inaceptables» las rutas de evacuación propuestas a Rusia y Bielorrusia. Bielorrusia es un aliado clave de Putin y sirvió como punto de partida para la invasión.

El gobierno ucraniano propone ocho corredores humanitarios, incluso desde Mariupol, que permitirían a los civiles viajar a las regiones occidentales de Ucrania donde no hay bombardeos rusos.

La propuesta rusa recordaba a otras similares en Siria. En 2016, una propuesta conjunta de Rusia y Siria para establecer corredores humanitarios fuera del este de Alepo, sitiado por la oposición, fue criticada por motivos humanitarios.

Los activistas de derechos humanos dijeron que la táctica, junto con asedios brutales, les dio a los residentes la posibilidad de elegir entre huir a los brazos de sus atacantes o morir bajo los bombardeos.

Mientras tanto, las fuerzas rusas abrieron fuego contra la ciudad de Mykolaiv, a 480 kilómetros al sur de la capital de Kiev, dijo el lunes por la mañana el Estado Mayor de Ucrania. Los rescatistas dijeron que estaban apagando incendios en áreas residenciales causados ​​por ataques con cohetes.

Los bombardeos también continuaron en los suburbios de Kiev, incluido Irpin, que ha estado sin electricidad, agua y calefacción durante tres días.

«Rusia continúa realizando ataques con cohetes, bombas y artillería en las ciudades y asentamientos de Ucrania», dijo el Estado Mayor. «Los invasores continúan utilizando la red de aeródromos de Bielorrusia para llevar a cabo ataques aéreos en Ucrania».

Los rusos también han estado atacando los corredores humanitarios, tomando como rehenes a mujeres y niños y colocando armas en áreas residenciales de las ciudades, según el Estado Mayor.

El colapso anterior de las evacuaciones se produjo cuando funcionarios de Ucrania dijeron que los bombardeos rusos se intensificaron en todo el país.

“En lugar de corredores humanitarios, solo pueden hacer corredores sangrientos”, dijo el domingo el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy. «Hoy una familia fue asesinada en Irpin. Hombre, mujer y dos niños. Justo en el camino. Como en una galería de tiro».

Putin dijo que los ataques de Moscú podrían detenerse «solo si Kiev cesa las hostilidades».

Como lo ha hecho a menudo, Putin culpó a Ucrania por la guerra y le dijo al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el domingo que Kiev necesitaba detener todas las hostilidades y cumplir con «las conocidas demandas de Rusia».

Putin lanzó su invasión con una serie de falsas acusaciones contra Kiev, incluida la de que está dirigida por neonazis con la intención de socavar a Rusia con el desarrollo de armas nucleares.

Fuente

Le gustó el artículo?

0 Points
Upvote

Publicado por notimundo

Deja una respuesta

Guerra en Ucrania: la gente sigue huyendo de las zonas de conflicto

Guerra en Ucrania: la gente sigue huyendo de las zonas de conflicto

A member of a Women's rights group meets with women in the village of Tamarwoute, a remote part of the North African kingdom's Anti-Atlas mountains.

‘Pesadilla’ de matrimonio de menores para niñas marroquíes