lunes, julio 22, 2024

Las fuerzas israelíes avanzan hacia la ciudad de Gaza mientras Hamás advierte que la escalada amenaza las negociaciones de alto el fuego

DEIR AL-BALAH, Franja de Gaza (AP) — Las fuerzas israelíes avanzaron más profundamente en la ciudad más grande de la Franja de Gaza en persecución de militantes que se habían reagrupado allí, obligando a miles de palestinos a huir el lunes de una zona devastada en las primeras semanas de la guerra que ya dura nueve meses.

Hamás advirtió que las últimas incursiones y desplazamientos en la ciudad de Gaza podrían llevar al colapso de las largas negociaciones sobre un alto el fuego y la liberación de rehenes, después de que las dos partes parecieron haber reducido las brechas en los últimos días.

Las tropas israelíes volvieron a luchar contra los militantes en zonas que, según el ejército, habían sido prácticamente despejadas hace meses en el norte de Gaza. El ejército ordenó evacuaciones antes de las incursiones, pero los palestinos dijeron que ningún lugar se sentía seguro. La mayor parte de la población de 2,3 millones de personas ha sido desplazada, a menudo varias veces. Cientos de miles de personas están hacinadas en campamentos de tiendas de campaña sofocantes.

Israel ordenó la evacuación del norte de Gaza en las primeras semanas de la guerra y ha impedido el regreso de la mayoría de la población, pero cientos de miles de palestinos siguen allí, viviendo en refugios o en las ruinas de sus casas.

“Huimos en la oscuridad, en medio de fuertes ataques”, dijo Sayeda Abdel-Baki, madre de tres hijos que se había refugiado con familiares en el barrio de Daraj. “Este es mi quinto desplazamiento”.

Los residentes informaron de disparos de artillería y de tanques, así como de ataques aéreos. El Ministerio de Salud de Gaza, con acceso limitado al norte, no informó de inmediato de víctimas.

Israel emitió órdenes de evacuación adicionales para otras zonas de otros barrios del centro de la ciudad de Gaza. El ejército dijo que tenía información de inteligencia que indicaba que militantes de Hamás y del grupo más pequeño Jihad Islámica estaban en la zona, y pidió a los residentes que se dirigieran al sur, a la ciudad de Deir al-Balah.

Israel acusa a Hamas y a otros militantes de ocultarse entre los civiles. En Shijaiyah, un barrio de la ciudad de Gaza que ha sido escenario de combates durante semanas, el ejército dijo que las tropas atacaron y destruyeron escuelas y una clínica que habían sido convertidas en recintos de militantes.

La guerra ha diezmado grandes franjas del paisaje urbano y provocado una catástrofe humanitaria.

Obstáculos para un acuerdo

Israel y Hamás parecen estar más cerca que nunca de acordar un acuerdo de alto el fuego que detendría los combates a cambio de la liberación de docenas de rehenes capturados por Hamás en el ataque del 7 de octubre que desencadenó la guerra.

El director de la CIA, William Burns, regresó a la región el lunes para mantener conversaciones en El Cairo, según la cadena estatal egipcia Qahera TV, cercana a los servicios de seguridad. Una delegación israelí también se dirigía a la capital egipcia, según informaron los medios israelíes.

Pero los obstáculos siguen presentes, incluso después de que Hamas accediera a ceder en su exigencia clave de que Israel se comprometa a poner fin a la guerra como parte de cualquier acuerdo. Una parte clave de ese cambio, dijeron funcionarios a The Associated Press, es el nivel de destrucción causado por la ofensiva continua de Israel.

Hamas sigue queriendo que los mediadores garanticen que las negociaciones concluyan con un alto el fuego permanente, según dos funcionarios con conocimiento de las conversaciones. El borrador actual dice que los mediadores –Estados Unidos, Qatar y Egipto– “harán todo lo posible” para garantizar que las negociaciones conduzcan a un acuerdo que ponga fin a la guerra.

Israel ha rechazado cualquier acuerdo que lo obligue a poner fin a la guerra con Hamas intacto, una condición que Netanyahu reiteró el domingo.

Hamás dijo el lunes que está “ofreciendo flexibilidad y positividad” para facilitar un acuerdo, al tiempo que acusó al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de “poner más obstáculos en el camino de las negociaciones”.

Mientras tanto, el principal líder político de Hamás, Ismail Haniyeh, advirtió a los mediadores de “consecuencias catastróficas” si Israel continuaba sus operaciones en la ciudad de Gaza, diciendo que Netanyahu y el ejército tendrían “plena responsabilidad” por el colapso de las conversaciones, dijo el grupo en una declaración posterior.

Los dos funcionarios dijeron que también hay un impasse en torno a si Hamas puede elegir a los prisioneros de alto perfil retenidos por Israel que quiere liberar a cambio de rehenes. Algunos prisioneros fueron condenados por matar a israelíes, e Israel no quiere que Hamas determine quiénes son liberados. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a comentar las delicadas conversaciones con los medios.

Los bombardeos impiden que los socorristas se acerquen a los cadáveres

Dentro de Gaza, los residentes no vieron fin a su sufrimiento.

Maha Mahfouz huyó de su casa con sus dos hijos y muchos vecinos del barrio Zaytoun de la ciudad de Gaza. Dijo que su zona no estaba incluida en las últimas órdenes de evacuación, pero “estamos en pánico porque los bombardeos y los disparos están muy cerca de nosotros”.

Fadel Naeem, director del hospital Al-Ahli, dijo que los pacientes huyeron del centro a pesar de que no había ninguna orden de evacuación en la zona circundante. Agregó que aquellos que se encontraban en estado crítico habían sido evacuados a otros hospitales en el norte de Gaza.

Marwan al-Sultan, director del Hospital Indonesio, dijo que recibieron a 80 pacientes y heridos de Al-Ahli que estaban apiñados “en cada rincón”.

“Muchos casos requieren cirugías urgentes. Muchos casos sufren disparos directos en la cabeza y requieren cuidados intensivos. El combustible y los suministros médicos están disminuyendo”, dijo en un mensaje de texto. Agregó que el hospital también recibió 16 cadáveres de personas asesinadas en la incursión israelí, la mitad de ellos mujeres y niños.

Mahmoud Bassal, portavoz de los servicios de emergencia de Defensa Civil que operan bajo el gobierno dirigido por Hamás, dijo que los barrios de Tufah, Daraj y Shijaiyah se habían vuelto inaccesibles debido a los bombardeos israelíes. En un mensaje de voz, dijo que los militares bombardearon casas en el área de Jaffa en la ciudad de Gaza y que los servicios de emergencia «vieron gente tirada en el suelo y no pudieron recuperarla».

La guerra ha matado a más de 38.000 personas en Gaza, según el Ministerio de Salud, que no distingue entre combatientes y civiles en su recuento.

El 7 de octubre, la incursión transfronteriza de Hamás mató a 1.200 personas en el sur de Israel, la mayoría de ellas civiles, según las autoridades israelíes. Los militantes tomaron como rehenes a unas 250 personas. Unas 120 siguen en cautiverio y se dice que un tercio está muerto.

___

Magdy informó desde El Cairo. Las periodistas de Associated Press Abby Sewell en Beirut y Melanie Lidman en Tel Aviv, Israel, contribuyeron a este despacho.

___

Encuentre más información de AP en https://apnews.com/hub/israel-hamas-war

Fuente

Últimas

Últimas

Ártículos Relacionades

CAtegorías polpulares

spot_imgspot_img