in

Los egipcios acuden a las urnas en las elecciones que probablemente darán a Sisi un tercer mandato | El guardián Nigeria Noticias

Los egipcios acuden a las urnas en las elecciones que probablemente darán a Sisi un tercer mandato |  El guardián Nigeria Noticias

Los colegios electorales abrieron el domingo para que los egipcios votaran en una elección presidencial ensombrecida por la guerra en la vecina Gaza y con pocas dudas de que el actual Abdel Fattah al-Sisi obtendrá un tercer mandato.

En un país atrapado por la crisis financiera más grave de su historia reciente (la inflación ha rondado el 40 por ciento después de que la moneda perdió la mitad de su valor y elevó el costo de las importaciones), la economía es el centro de las preocupaciones de los egipcios.

Incluso antes de la crisis actual, alrededor de dos tercios de los casi 106 millones de habitantes del país vivían en el umbral de pobreza o por debajo de él.

Antes de la apertura de las urnas a las 09H00 (07H00 GMT), decenas de votantes ya se habían congregado frente a un colegio electoral en una escuela del centro de El Cairo, en medio de fuertes medidas de seguridad, informó un corresponsal de la AFP.

La votación se llevará a cabo de domingo a martes, entre las 9:00 y las 21:00 horas (07:00-19:00 GMT) cada día, y los resultados oficiales se anunciarán el 18 de diciembre.

Frente al colegio electoral de El Cairo, carteles llevaban mensajes pidiendo “salir y participar” mientras un DJ tocaba canciones nacionalistas.

Unos 67 millones de personas tienen derecho a votar, y todas las miradas estarán puestas en la participación después de que las sucesivas elecciones anteriores arrojaran bajas cifras de participación.

A pesar de las aflicciones de Egipto, una década de represión contra la disidencia ha eliminado cualquier oposición seria a Sisi, el quinto presidente surgido de las filas militares desde 1952.

Bajo su gobierno, Egipto ha encarcelado a miles de prisioneros políticos, y aunque un comité presidencial de indultos ha liberado a alrededor de 1.000 en un año, grupos de derechos humanos dicen que entre tres y cuatro veces más fueron arrestados durante el mismo período.

Opositores arrestados

Mientras tanto, los egipcios han prestado poca atención a las campañas electorales que han tenido lugar a la sombra de la guerra entre Israel y Hamás en Gaza.

Ese conflicto ha monopolizado la atención de los medios y del público en todo el mundo árabe. Los programas de entrevistas en Egipto estrechamente vinculados a los servicios de inteligencia y fervientes partidarios de Sisi han tratado de vincular las dos cuestiones a favor del actual presidente.

«No podemos quedarnos de brazos cruzados y mirar, saldremos y diremos ‘no al traslado’ (de los habitantes de Gaza)», dijo un presentador de televisión, Ahmed Moussa, haciéndose eco de un discurso de Sisi al comienzo de la guerra en octubre.

Los otros tres candidatos son relativamente desconocidos entre el público: Farid Zahran, líder del izquierdista Partido Socialdemócrata Egipcio; Abdel-Sanad Yamama, del Wafd, un partido centenario pero relativamente marginal; y Hazem Omar, del Partido Popular Republicano.

Del trío, Omar pareció salir victorioso durante un debate televisado entre los candidatos. Sisi no asistió y envió a un diputado en su lugar.

Otras dos figuras prominentes de la oposición intentaron postularse, pero fueron rápidamente marginadas por el gobierno. Hoy uno se encuentra en prisión y el otro a la espera de juicio.

El periodista y activista Khaled Dawoud criticó lo que calificó como una “atmósfera asfixiante de libertades reprimidas, control total de los medios de comunicación y servicios de seguridad que impiden a la oposición operar en las calles”.

«No nos engañamos, la votación no será… ni creíble ni justa», escribió en Facebook.

Sin embargo, añadió que votaría por Zahran para «enviar un mensaje claro al régimen» de que «queremos un cambio» porque «después de 10 años, las condiciones de vida de los egipcios se han deteriorado y corremos el riesgo de quiebra debido a sus políticas».

Reformas dolorosas

Sisi, un mariscal de campo retirado del ejército egipcio, llegó al poder en 2013 después de liderar el derrocamiento del presidente islamista electo Mohamed Morsi tras protestas masivas.

Tanto en las elecciones de 2014 como en 2018 obtuvo victorias aplastantes con más del 96 por ciento de los votos, según los resultados oficiales.

Posteriormente amplió el mandato presidencial de cuatro a seis años y enmendó la constitución para aumentar el límite de mandatos consecutivos de dos a tres.

Dado ese contexto, es probable que la participación sea un indicador clave del sentimiento público. En las últimas elecciones cayó seis puntos, hasta el 41,5 por ciento.

Sisi no está exento de seguidores, muchos de los cuales le atribuyen el mérito de haber logrado un retorno a la calma en el país después del caos que siguió al levantamiento de 2011 que derrocó a Hosni Mubarak.

Desde el inicio de su primer mandato, el presidente ha prometido restablecer la estabilidad, incluso en la economía.

A partir de 2016, ha emprendido una serie de reformas económicas que provocaron una devaluación de la moneda y una reducción drástica del número de funcionarios.

Esas reformas, junto con proyectos de alto costo que incluyen un nuevo capital multimillonario, han provocado un aumento de los precios, alimentado el descontento público y socavado el apoyo a Sisi tanto en el país como en el extranjero.

Bajo la dirección económica de Sisi, la deuda nacional se ha triplicado, mientras que los diversos megaproyectos (a menudo dirigidos por militares) no han logrado cumplir los beneficios prometidos.



Fuente

Written by notimundo

El documental de Okanagan destaca el proyecto de un mural y obtiene el visto bueno del festival - Okanagan

El documental de Okanagan destaca el proyecto de un mural y obtiene el visto bueno del festival – Okanagan

VÍDEO : Boletín de últimas noticias |  10 de diciembre – Mediodía

VÍDEO : Boletín de últimas noticias | 10 de diciembre – Mediodía