in

Los húngaros acuden a las urnas en una votación eclipsada por la guerra de Ucrania mientras Orban busca un nuevo mandato

Los húngaros acuden a las urnas en una votación eclipsada por la guerra de Ucrania mientras Orban busca un nuevo mandato

Emitido el:

Los húngaros acudieron en masa a los colegios electorales el domingo cuando los votantes en el país centroeuropeo se enfrentaron a una elección: arriesgarse en una coalición de partidos de oposición diversa y de aspecto occidental, o otorgar al primer ministro nacionalista Viktor Orban un cuarto mandato consecutivo después de una campaña dominada por el Invasión rusa de Ucrania.

Los seis principales partidos de oposición de Hungría presentan por primera vez una lista conjunta, decididos a hacer retroceder la revolución «antiliberal» que el partido Fidesz de Orban ha llevado a cabo durante 12 años consecutivos en el cargo.

Encuestas recientes sugieren una carrera reñida, pero le dan al derechista Fidesz una ligera ventaja. Los analistas han pronosticado una alta participación, y alrededor del 40 por ciento de los casi 7,7 millones de votantes elegibles de Hungría habían emitido su voto a las 13:00 hora local, según la Oficina Nacional de Elecciones.

El segundo mandato de Orban como primer ministro (también ocupó el cargo de 1998 a 2002) ha implicado enfrentamientos repetidos con las instituciones de la UE, incluida la neutralización de la prensa y el poder judicial, y medidas dirigidas a la comunidad LGBTQ.

‘Cualquier cosa puede suceder’

El mismo Orban votó el domingo por la mañana en una escuela en un arbolado suburbio de Budapest y dijo a los periodistas que esperaba una «gran victoria».

El retador Peter Marki-Zay, jefe de la principal alianza opositora, emitió su voto acompañado de su esposa y sus siete hijos después de asistir a misa en la ciudad de Hodmezovasarhely, donde infligió una sorprendente derrota al candidato de Fidesz para convertirse en alcalde en 2018.

Dijo que la oposición tuvo que luchar contra «circunstancias injustas e imposibles».

Con la oposición casi ausente de los medios estatales, dijo: «Independientemente del resultado, esta elección no es libre».

Orban desestimó esas quejas e insistió en que la votación fue «justa».

Más de 200 observadores internacionales están monitoreando las elecciones por primera vez, junto con miles de voluntarios nacionales de ambos bandos.

La residente de Budapest Agnes Kunyik, de 56 años, dijo a la AFP que apoyaba a la oposición.

“Queremos permanecer en Europa, queremos un Estado racional democrático”, dijo.

«Arruinaron nuestro país, lo destruyeron», dijo sobre Fidesz, visiblemente emocionada.

Sin embargo, aunque la capital es un territorio fértil para la oposición, la elección se decidirá en alrededor de 30 escaños menos urbanos de los 106 distritos electorales elegidos directamente.

Marki-Zay ha estado recorriendo estas áreas para llegar directamente a los votantes y tratar de romper la «propaganda» del gobierno.

Por el contrario, Orban ha estado «oculto», sin eventos abiertos aparte de un mitin final el viernes, dijo Andras Pulai, del instituto de encuestas Publicus, de tendencia opositora.

En cambio, Orban prefirió «eventos cerrados donde habló con sus seguidores más leales», dijo Pulai.

El ingeniero jubilado Lajos Rebay, de 78 años, dijo votar por Fidesz porque «han pasado muchas cosas positivas en los últimos 12 años, un número excepcional», y agregó: «Hay que seguir».

La última encuesta preelectoral de Publicus, publicada el sábado, puso a Fidesz ya la oposición cabeza a cabeza, mientras que la mayoría de los demás encuestadores tienen a Fidesz por delante.

Sin embargo, dada la ventaja que disfruta Fidesz bajo el sistema electoral, «la oposición necesita tener una ventaja de tres a cuatro puntos para obtener la mayoría» en la cámara de 199 escaños, señaló Pulai.

Advirtió que los votos de los húngaros en el extranjero constituyen otro factor desconocido que hace que las elecciones sean «demasiado reñidas».

«Cualquier cosa puede pasar», dijo.

‘Opción clara: ¿Putin o Europa?’

A raíz de la invasión rusa, Orban aceptó el apoyo de la UE a Kiev a pesar de su larga cercanía con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Sin embargo, Orban ha adoptado un tono neutral e incluso a veces antiucraniano a nivel nacional, negándose a permitir que las armas para Ucrania crucen territorio húngaro.

Se ha presentado a sí mismo como el protector de la paz y la estabilidad en oposición a una oposición «belicista» que, según él, boicotearía de inmediato las importaciones vitales de energía rusa, una acusación que Marki-Zay niega.

Marki-Zay ha tratado de enmarcar la votación como «una opción clara: ¿Putin o Europa?»

Además de elegir parlamentarios el domingo, los húngaros votarán en un referéndum que plantea cuatro preguntas diseñadas para obtener apoyo para lo que Fidesz llama una ley de «protección infantil» que prohíbe la representación de personas LGBTQ a menores de 18 años.

Regina, de 25 años y residente de Budapest, que se negó a dar su apellido, dijo a la AFP que había estropeado su voto en el referéndum «torcido» que, según dijo, había retratado a los húngaros LGBTQ como un «enemigo».

El portavoz del gobierno, Zoltan Kovacs, dijo que es probable que surja una imagen definitiva de los resultados entre las 11:00 p. m. y la medianoche.

Las urnas abrieron a las 6:00 am hora local y cerrarán a las 7:00 pm.

(FRANCIA 24 con AFP y AP)

Fuente

Publicado por notimundo

El hombre de la canoa John Darwin ha sido visto en público en la ciudad de Antipolo, aproximadamente a una hora al este de Manila en Filipinas.

El estafador de canoas John Darwin fue visto días después de que su esposa filipina afirmara que iba a luchar por Ucrania

Modi

Jerusalén – Inaugurada la línea de tren Modi’in