in

Morena usó prácticas ilegales del gobierno priista a la vieja usanza durante el referéndum de AMLO

Analistas en México dijeron el lunes que la exitosa campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador para realizar el revocatorio del fin de semana podría, paradójicamente, debilitar la democracia de México.

López Obrador declaró que el referéndum (o consulta de revocación de mandato, como lo ha llamado el oficialismo) del domingo, en el que contó con el fuerte apoyo de los pocos votantes mexicanos que participaron, fue “un éxito total” y “un hecho histórico”.

Describió la votación como una victoria para la “democracia participativa”, y señaló que nunca antes se había permitido a los mexicanos votar sobre si un presidente debería ser destituido de su cargo.

Pero su partido Morena usó tácticas electorales ilegales al viejo estilo para sacar el voto por lo que fue en gran parte un voto simbólico.

López Obrador nunca tuvo dudas de perder el referéndum del domingo, con sus índices de aprobación actualmente rondando el 60%. Los recuentos de votos casi finales del lunes mostraron que alrededor del 92% de los votos emitidos dijeron que debería permanecer en el cargo.

Aún así, el presidente vio que lograr que un gran número de votantes asistiera era la medida real de su movimiento político. La participación fue de alrededor de 16,5 millones, o solo alrededor del 18% de los votantes elegibles, muy por debajo del 40% de participación necesaria para que la votación sea vinculante.

El líder del partido de López Obrador, Mario Delgado, se jactaba de andar en una camioneta recogiendo personas para llevarlas a los lugares de votación, práctica que es ilegal en México.

Delgado publicó fotos en sus cuentas de redes sociales que lo muestran conduciendo una camioneta pintada con las palabras “¿Quieres votar? ¡Yo te llevaré allí!» Más tarde se mostró la camioneta cargada con personas que habían votado.

Clara Jusidman, economista y activista cívica, dijo que algunos empleados del gobierno también debían llevar un número mínimo de personas a los lugares de votación. Esa es una práctica que recuerda al antiguo Partido Revolucionario Institucional, que gobernó México durante siete décadas sin interrupción hasta perder las elecciones del 2000.

“Se rompieron muchas reglas que se habían establecido para proteger contra la intervención del gobierno, el uso de fondos públicos para promover (un voto) y la política de ‘clientes’”, dijo Jusidman, refiriéndose a las personas que sienten que tienen que votar para preservar su beneficios del gobierno.

Y el propio presidente ha criticado elementos del sistema electoral que surgieron después de décadas de gobierno casi unipartidista en un esfuerzo por fortalecer la democracia, entre ellas autoridades electorales independientes establecidas a fines de la década de 1990 para garantizar el juego limpio y la equidad en las elecciones.

López Obrador se comprometió a reformar el Instituto Nacional Electoral, alegando que es demasiado costoso y hostil a su partido Morena.

Los críticos dijeron que la votación del domingo fue una verdadera pérdida de dinero. Dijeron que costó casi $ 80 millones y que era solo una forma de que López Obrador reuniera a su base a mitad del período único permitido por los presidentes de México. Les preocupa que los cambios en el instituto electoral probablemente disminuyan su autonomía e independencia.

De hecho, López Obrador ha expresado su disgusto por los organismos reguladores y de supervisión independientes en general, como en la transparencia del gobierno y el acceso a la información. Ha tratado de eliminar algunos de ellos.

Luis Miguel Pérez Juárez, experto en transiciones democráticas del Instituto Tecnológico de Monterrey, dijo que el presidente nunca le ha tenido mucho cariño al instituto electoral, conocido por sus siglas como INE, que en ocasiones trata de limitar lo que pueden decir los funcionarios electos en la campaña electoral. a las elecciones

“Desde que llegó al poder, el INE lo ha molestado”, dijo Pérez Juárez.

La mayoría de los analistas mexicanos esperan que las cosas se pongan realmente difíciles con el partido Morena en las próximas elecciones presidenciales de 2024, ya que no parecen tener ningún respeto por las leyes electorales en México y se sienten fuertes con el apoyo del presidente.

Con información de Associated Press

Diario de México

El cargo Morena usó prácticas ilegales del gobierno priista a la vieja usanza durante el referéndum de AMLO apareció por primera vez en Diario de México.

Fuente

Le gustó el artículo?

0 Points
Upvote

Publicado por notimundo

Draft de la NFL 2022: ¿Qué equipo entre los 10 primeros apunta a Alabama WR Jameson Williams?

Draft de la NFL 2022: ¿Qué equipo entre los 10 primeros apunta a Alabama WR Jameson Williams?

El yen toca el mínimo de 20 años frente al dólar en medio de la brecha política entre Japón y EE. UU.