Mozambique, sacudido por los insurgentes, se une al Consejo de Seguridad de la ONU

by Redacción NM
0 comment

Soldados mozambiqueños de pie mientras el presidente mozambiqueño, Filipe Nyusi, revisa las tropas el 24 de septiembre de 2021 en Pemba, provincia de Cabo Delgado.

  • Mozambique reemplazará a Kenia en enero en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
  • Presidente Felipe Nyusi y su homólogo estadounidense, Joe Biden, discutieron el próximo papel de Mozambique.
  • Conflicto en la provincia de Cabo Delgado entra en su sexto año.

A partir del 1 de enero, Mozambique ocupará su lugar como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en sustitución de Kenia.

También se unen al consejo Ecuador, Japón, Malta y Suiza.

Mozambique, elegido en junio de este año, obtuvo los votos de 192 países para ocupar el escaño.

En una entrevista con Euronews, el presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, dijo que, dado que alrededor del 60 % de los asuntos tratados por el Consejo de Seguridad eran africanos, el continente necesitaba más representación.

Nyusi dijo que pedir dos asientos permanentes para África en el Consejo de Seguridad, aunque es una petición difícil, sería parte de su misión en 2023.

La membresía de Mozambique coincide con los problemas de la provincia de Cabo Delgado, rica en petróleo y gas, golpeada por los insurgentes.

Como tal, probablemente Mozambique haría del terrorismo el punto central de su misión durante su mandato de dos años.

LEER | Tribunal de Mozambique declara culpable al hijo del expresidente y a otros por escándalo de 2.000 millones de dólares

Esto se debe principalmente a que, con la ayuda de la Misión de la SADC en Mozambique (SAMIM) y las Fuerzas de Defensa de Ruanda, el país está luchando contra los extremistas islámicos que han librado la guerra en Cabo Delgado desde 2017.

Según el Consejo de Seguridad, el crecimiento del terrorismo es una gran amenaza para la paz y la seguridad internacionales, que actualmente se siente con mayor intensidad en África.

El proyecto de la cuenca del lago Chad, en un documento conceptual, argumenta que para 2023, «un enfoque común liderado por la Unión Africana (es) una cuestión de urgencia».

Esto se debió a que, dado que los líderes del Estado Islámico y al-Qaeda habían sido atacados y eliminados internacionalmente, los grupos terroristas se habían expandido y consolidado sus operaciones africanas.

Jihad Analytics es un proveedor de análisis integral de las comunicaciones en línea, la ideología, el liderazgo y las operaciones militares de los grupos yihadistas.

Su revisión para 2022 identificó 10 países africanos que habían sufrido ataques, lo que representa el 50% de los ataques yihadistas entre enero y octubre.

Mozambique se une al consejo de élite, reemplazando a Kenia, que votó en contra de la guerra en Ucrania en la sesión de emergencia de la Asamblea General de la ONU el 2 de marzo.

Por su parte, Mozambique optó por sentarse en la valla al abstenerse en la votación.

Como tal, para algunos, Mozambique es un socio potencial de Rusia ampliamente condenado por la guerra en Ucrania.

Nyusi se reunió con su homólogo estadounidense Joe Biden y diplomáticos estadounidenses, como el secretario de Estado Antony Blinken, en la Cumbre de Líderes de África de EE. UU. para discutir «objetivos compartidos, incluida nuestra asociación en el marco de la Estrategia de EE. UU. para prevenir conflictos y promover la estabilidad y áreas exploradas de cooperación».

También se discutió el próximo papel de Mozambique en el consejo de seguridad.

La lucha contra los insurgentes

Las Fuerzas de Defensa de Ruanda (RDF) tienen un contingente de 2 500 soldados y policías que operan en Cabo Delgado.

En diciembre, el RDF recibió 345 millones de rand del Fondo Europeo para la Paz (EPF).

SAMIM, que inicialmente envió 2 000 soldados, también está sobre el terreno y recibió unos 262 millones de rand de la UE.

Los dos ejércitos operan por separado y se les ha instado a compartir inteligencia y realizar misiones conjuntas si quieren tener éxito.

Desde que asumió posiciones en junio de 2021, la RDF no ha anunciado bajas de su lado. Solo se ha hecho pública la información sobre operaciones exitosas.

Por su parte, SAMIM anunció la muerte de siete militares y hasta seis heridos en el cumplimiento de su deber este año.

LEER | Preguntas y respuestas | Detrás de la insurgencia en Mozambique: 5 preguntas con un investigador de paz y justicia

El compromiso de las dos fuerzas en Mozambique se ha concentrado principalmente en operaciones militares contra los insurgentes, ignorando en general la compensación a las víctimas, a pesar de las violaciones generalizadas de los derechos humanos.

Desde el inicio del conflicto armado en octubre de 2017, han muerto unas 4 000 personas.

Se estima que hay un millón de personas desplazadas, algunas de las cuales viven en campamentos y asentamientos no oficiales con poco acceso a lo esencial, según datos del Proyecto de Datos de Eventos y Ubicación de Conflictos Armados (ACLED).

En contravención del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos, las fuerzas gubernamentales han sido vinculadas a violaciones como ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, acoso sexual y maltrato de detenidos.

Se pensaba que la mayoría de las víctimas tenían conexiones con Al-Shabaab, pero la mayoría de los juzgados en los tribunales han sido absueltos por falta de pruebas.


News24 African Desk cuenta con el apoyo de la Fundación Hanns Seidel. Las historias producidas a través de Africa Desk y las opiniones y declaraciones que pueden estar contenidas en este documento no reflejan las de la Fundación Hanns Seidel.

Fuente

You may also like

logo_noticiasdelmundo_

Recopilación de las noticias mas relevantes del Mundo

 All Right Reserved. [email protected]