in

Por qué las palabrotas inventadas son ideales para los oídos jóvenes

Descubrimiento: un nuevo estudio sugiere que decir 'azúcar' en lugar de la alternativa más grosera suena menos como una palabrota, al igual que blighter en lugar de b*gger

Maldecir a veces puede parecer imposible de evitar, especialmente después de golpearse un dedo del pie o descubrir una multa de estacionamiento.

Pero para aquellos momentos en los que decir palabrotas no es una opción, como en el trabajo o cuando está a cargo de un niño pequeño, los psicólogos pueden ayudar con algunas alternativas.

Un nuevo estudio sugiere que decir ‘azúcar’ en lugar de la alternativa más grosera suena menos como una palabrota, al igual que blighter en lugar de b*gger.

Los británicos tienen la idea correcta cuando hablan de que alguien se está divirtiendo en lugar de la palabra que rima con eso: ab******ing.

Descubrimiento: un nuevo estudio sugiere que decir ‘azúcar’ en lugar de la alternativa más grosera suena menos como una palabrota, al igual que blighter en lugar de b*gger

Los padres de niños pequeños podrían llamar a alguien que no les gusta un ‘mayordomo de bar’ en lugar de un ‘b ***** d’.

Y si alguien está realmente furioso, la palabra ‘jodidamente’ puede sonar agradable e inofensiva.

La teoría detrás de estas malas palabras alternativas proviene de un estudio dirigido por Royal Holloway, Universidad de Londres.

Los investigadores presentaron a 215 personas, cada una de las cuales hablaba uno de seis idiomas, 80 pares de palabras inventadas y les preguntaron cuál era la palabrota.

ALTERNATIVAS A LAS MALDIAS

  • Mierda – Azúcar
  • B******ing – Bromeando
  • B*****d – Camarero del bar
  • Follando – jodiendo
  • Cierra la boca – Cierra la puerta principal
  • C**k-ups – Colk-ups

Descubrieron que las palabras con cuatro sonidos dorados (una ‘r’, una ‘l’, una ‘w’ y una ‘y’) no se consideraban malas palabras, en casi dos tercios de los casos.

Estas letras de sonido suave se encontraron con más del doble de frecuencia en las palabras utilizadas como reemplazo de las palabrotas, como «azúcar», en comparación con las palabrotas originales.

La Dra. Shiri Lev-Ari, primera autora del estudio del Departamento de Psicología de Royal Holloway, dijo: «Esto nos ayuda a comprender por qué las palabras de reemplazo como frigging o fricking, que agregan un sonido ‘r’ a una palabrota, son más adecuado para compañía educada.

El profesor Ryan McKay, autor principal del estudio, agregó: «Si sabemos que estos reemplazos no suenan como malas palabras para las personas y también contienen sonidos relajantes, podrían ser útiles».

‘Tal vez estas palabras serían útiles durante una discusión con su otra mitad, al tratar con un niño agitado, o durante una negociación tensa, porque suenan mucho menos agresivas y menos emocionales que las palabrotas de las que están adaptadas.’

El estudio, publicado en Psychonomic Bulletin & Review, reclutó a 215 hablantes nativos de árabe, chino, finlandés, francés, alemán y español.

La tarea asignada a estos voluntarios se denominó ‘¿Qué tan bueno es tu juramento?’

La gente escuchaba pares de palabras, aparentemente de otro idioma, pero en realidad inventadas.

Cada par contenía una palabra con un sonido neutral ‘ch’, ‘j’ o ‘ts’, que el trabajo previo de los investigadores mostró que no se encuentran más o menos en malas palabras que en otras palabras.

La otra palabra en cada par era casi idéntica pero contenía un sonido llamado ‘aproximante’, que se pronuncia entre un pequeño espacio en la boca creado por los labios, los dientes o la lengua y crea una ‘r’, ‘l’, ‘ suenan w’ y ‘y’.

La teoría detrás de estas malas palabras alternativas proviene de un estudio dirigido por Royal Holloway, Universidad de Londres (stock)

La teoría detrás de estas malas palabras alternativas proviene de un estudio dirigido por Royal Holloway, Universidad de Londres (stock)

Se decidió que estas palabras no fueran malas palabras el 63 por ciento de las veces.

Significa que ‘cierra la puerta principal’ es una buena alternativa a ‘cállate la boca’, y los padres de niños pequeños pueden querer describir los errores como ‘colk-ups’.

Los investigadores analizaron 67 reemplazos de malas palabras populares, principalmente del Oxford English Dictionary.

Contenían 29 aproximaciones, en comparación con solo 12 en las palabrotas originales.

Los hallazgos sugieren que la palabra ‘fecking’, amada por los irlandeses y fanáticos de la comedia de situación Father Ted, todavía suena demasiado grosera y como una palabrota.

Pero ‘forking’, como se usa en la comedia de situación The Good Place, porque la gente no puede jurar en el cielo, funciona bien, al menos con acento estadounidense.

El profesor McKay dijo: «La excepción a esta regla sobre las aproximaciones parece ser la palabra más grosera del universo según la Guía del autoestopista galáctico – Bélgica».

EL USO DE MALDICIONES COMUNES ‘HA DISMINUIDO EN MÁS DE UNA CUARTA PARTE DESDE LA DÉCADA DE 1990’

El uso de malas palabras por parte de los británicos ha disminuido en más de una cuarta parte desde la década de 1990, según un estudio reciente.

La investigación también sugiere que la palabra ‘f ***’ ha superado a ‘b *** dy’ como la maldición más popular en el Reino Unido.

Comparó el uso de 16 de las palabrotas más comunes del país, incluidas p***, c*** y s**g, desde la década de 1990 hasta la de 2010.

El uso de malas palabras por parte de los británicos ha disminuido en más de una cuarta parte desde la década de 1990, según un estudio.  En la foto de arriba se encuentran las 16 palabrotas más usadas por los británicos en 1994 y 2014.

El uso de malas palabras por parte de los británicos ha disminuido en más de una cuarta parte desde la década de 1990, según un estudio. En la foto de arriba se encuentran las 16 palabrotas más usadas por los británicos en 1994 y 2014.

En total, la cantidad de palabrotas se ha reducido en un 27,6 %, de 1.822 palabras por millón en 1994 a 1.320 palabras por millón en 2014.

El estudio, que fue realizado por el Dr. Robbie Love de la Universidad de Aston, analizó cómo han cambiado las palabrotas en las conversaciones informales en inglés británico durante las últimas tres décadas.

El Dr. Love utilizó dos grandes cuerpos de transcripciones: el Corpus Nacional Británico Hablado reunido en 1994 y el mismo corpus de 2014.

En conjunto, estos incluyen más de 15 millones de palabras, aunque las malas palabras representan menos del 1 por ciento.

La investigación mostró que el tipo de palabrotas utilizadas ha cambiado a lo largo de los años, siendo «b****y» la más común en la década de 1990 y «f***» en la década de 2010.

Esto se debe a una gran disminución en el uso de ‘b **** y’, descubrió el Dr. Love, mientras que ‘f ***’ se ha mantenido relativamente estable.

Fue la segunda palabrota más utilizada en 1994, seguida de s**t, p***, b****r y c**p.

Veinte años después, b****r había caído de la quinta maldición más común al noveno, mientras que b*****d había caído del séptimo al décimo.

Los grandes escaladores son s**t, de tercero a segundo, a**e, de octavo a sexto y d***, de décimo a séptimo.

T ** t también subió del puesto 16 de la palabrota más común en la década de 1990 al puesto 13 en la década de 2010

Fuente

Written by notimundo

Pasajero de aerolínea estadounidense intenta llevar nunchakus en el equipaje de mano

El exasesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, dice que está considerando la candidatura presidencial de 2024

El exasesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, dice que está considerando la candidatura presidencial de 2024