in

Se insta a los países africanos a hablar en contra del abuso de los trabajadores antes de la Copa Mundial de Qatar

This dock in Doha, Qatar, is counting down to the opening of the 22nd Fifa World Cup in the Middle Eastern country. (PHOTO: Gallo Images/ Getty Images)

Este muelle en Doha, Qatar, está en la cuenta regresiva para la apertura de la 22ª Copa Mundial de la FIFA en el país de Medio Oriente. (FOTO: Gallo Images/Getty Images)

  • Trabajadores africanos y asiáticos que trabajan en Qatar para la Copa del Mundo enfrentan abusos.
  • Human Rights Watch encabeza llamamientos para que la FIFA y Qatar compensen a los trabajadores que han resultado lesionados en el trabajo.
  • Adidas fue el primer socio de la Copa Mundial en mostrar solidaridad y pedir reparación por abusos contra los derechos humanos.

A solo dos meses de que comience la Copa Mundial de la FIFA 2022 en Qatar, se han multiplicado los llamamientos para que los países africanos busquen justicia para sus ciudadanos que han trabajado en los sectores de la construcción y el turismo de Qatar en condiciones laborales abusivas.

El torneo que reúne a algunos de los mejores talentos del fútbol mundial se lleva a cabo entre el 20 de noviembre y el 18 de diciembre, mientras que miles de trabajadores africanos y asiáticos en Qatar denuncian haber experimentado prácticas abusivas en los sectores de la construcción y el turismo de Qatar vinculados a la Copa del Mundo.

Human Rights Watch (HRW), Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos han documentado abusos como robo de salarios, lesiones y muertes inexplicables.

Una angustiosa historia es la de Samuel Alabi Ago, un futbolista fracasado de Ghana, que aparece en el documental La Copa Mundial de los Trabajadores dirigida por Adam Sobel y producida por Ramzy Haddad y Rosie Garthwaite.

Ago está de vuelta en su hogar en Ghana después de desarrollar dolor por usar maquinaria de construcción pesada y él, como muchos otros, no recibió compensación por las lesiones sufridas en el trabajo.

Luego está la historia de Malcolm Bidali, quien tras expresar su preocupación por los graves abusos en los campos de trabajo, fue llevado a confinamiento solitario por agentes de seguridad del estado de Qatar el 4 de mayo del año pasado.

Sus problemas hicieron sonar la alarma sobre las graves violaciones de derechos humanos que ocurrían en Qatar.

Ghana, Kenia y Uganda tienen el mayor contingente de africanos que trabajan para hacer de la Copa del Mundo un escaparate memorable.

LEER | La copa mundial de fútbol comienza en noviembre: he aquí por qué sigue siendo tan controvertida

En una encuesta reciente de Amnistía Internacional, llamada YouGov, el 93 % de los encuestados en Kenia coincidieron en que la FIFA debería proporcionar una solución a los abusos laborales que se produjeron tras la preparación del Mundial.

La mayoría de los 15 países en los que se realizó la encuesta quiere de manera abrumadora que la FIFA, con la ayuda de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), aporte un fondo de al menos 7.800 millones de rand para reparaciones.

Esta cifra es relativamente pequeña en comparación con los 102.000 millones de rand en ganancias que se espera que la FIFA obtenga en la Copa del Mundo.

“Los simpatizantes no quieren una Copa del Mundo que esté indeleblemente manchada por abusos contra los derechos humanos”, dijo Steven Cockburn, jefe de justicia económica y social de Amnistía en un comunicado.

El pasado no se puede deshacer, pero un programa de compensación es una forma clara y sencilla en que la FIFA y Qatar pueden proporcionar al menos alguna medida de reparación a los cientos de miles de trabajadores que hicieron posible este torneo.

Ghana, Senegal, Túnez, Camerún y Marruecos son los países africanos que participarán en la Copa del Mundo.

La mayoría de ellos tienen un número considerable de personas que trabajan en Qatar para la Copa del Mundo y HRW ha escrito a sus órganos rectores del fútbol para denunciar públicamente el abuso de los trabajadores en Qatar, pero ninguno lo ha hecho todavía.

Sin embargo, en un movimiento sin precedentes, las principales corporaciones patrocinadoras de la Copa Mundial, como Adidas, Budweiser, Coca-Cola y McDonald’s, emitieron declaraciones de acuerdo con la iniciativa #PayUpFIFA respaldada por HRW.

Adidas fue el primero en hablar abiertamente y ofrecer su apoyo inquebrantable para que se hiciera justicia.

«Aunque Adidas no participó en la decisión de otorgar la Copa del Mundo a Qatar, hemos estado trabajando con socios para mejorar la situación de los derechos humanos en los últimos años», afirmó William Anderson, vicepresidente de Asuntos Globales, Sociales y Ambientales de Adidas.

«Apoyamos que la FIFA continúe su estrecho compromiso con la comunidad defensora y con Building and Wood Workers International (BWI), el sindicato mundial que representa a la industria de la construcción, para abordar, junto con el Comité Supremo para la Entrega y el Legado de Qatar, todos y cada uno de los cualquier problema de derechos de los trabajadores que surja de la organización de la Copa del Mundo de 2022, incluidas las acciones necesarias para la reparación y, cuando corresponda, la debida compensación para los trabajadores y sus familias con quejas no resueltas».

En una conferencia de prensa el 20 de septiembre, Craig Foster, un futbolista australiano retirado, anunció que donaría su salario como locutor en la Copa del Mundo a las familias de los trabajadores fallecidos, así como a grupos LGBTQIA y de derechos de las mujeres en Qatar.


News24 Africa Desk cuenta con el apoyo de la Fundación Hanns Seidel. Las historias producidas a través de Africa Desk y las opiniones y declaraciones que pueden estar contenidas en este documento no reflejan las de la Fundación Hanns Seidel.

Fuente

Publicado por notimundo

La Unidad de Eliminación de Explosivos de Regina investiga un paquete sospechoso

La Unidad de Eliminación de Explosivos de Regina investiga un paquete sospechoso

Marlyne Barrett de Chicago Med revela que tiene cáncer de útero y de ovario

Marlyne Barrett de Chicago Med revela que tiene cáncer de útero y de ovario