in

Se prevé que hasta 6.100 personas mueran en Tokio en el peor de los escenarios del terremoto

Hasta unas 6.100 personas morirían en caso de que un gran terremoto golpee el corazón de Tokio, dijo el gobierno metropolitano en un informe el miércoles, revisando a la baja la estimación en alrededor de un 30 por ciento con respecto a hace una década.

El informe del panel de expertos en terremotos del gobierno metropolitano atribuye la reducción de unas 3.500 personas a los avances en la sismorresistencia de los edificios y al mayor uso de materiales no combustibles en su construcción.

El panel simuló terremotos significativos con diferentes epicentros para la última proyección de daños y concluyó que el mayor número de muertos de hasta 6.148 se produciría si un terremoto de una magnitud de 7,3 se originara en la parte sur del centro de Tokio.

Tal temblor registraría el máximo 7 en la escala de intensidad sísmica de Japón y sacudiría alrededor del 60 por ciento de los 23 distritos de Tokio con una intensidad superior a 6 o superior.

A una intensidad superior a 6, a muchas personas les resulta imposible permanecer de pie o moverse sin gatear. Según la agencia meteorológica, las sacudidas son lo suficientemente fuertes como para lanzar personas por los aires.

De las muertes estimadas, 3.209 serían causadas por edificios derrumbados y 2.482 por incendios, según el informe.

Unas 194.000 viviendas y otros edificios resultarían dañados, mientras que unos 4,53 millones de personas no podrían regresar a sus hogares.

Una proyección similar en 2012 estimó que hasta 9.641 personas morirían y unas 304.000 viviendas y edificios sufrirían daños.

Entre los factores citados para las reducciones en las estimaciones de muertes y daños se encuentra una mejora en la resistencia a los terremotos de las casas, con la proporción de casas resistentes a los terremotos aumentando del 81 por ciento al 92 por ciento en 2020 en el espacio de 10 años. Otro factor es la disminución de las áreas de viviendas de madera densamente pobladas donde los incendios pueden propagarse fácilmente.

Durante el período de rápida urbanización en la posguerra de Tokio, tales áreas se desarrollaron en unas 16.000 hectáreas de tierra, principalmente en las afueras de la línea circular JR Yamanote, según el gobierno metropolitano.

Pero gracias en parte a los subsidios para demoler unidades de vivienda antiguas o reemplazarlas por otras nuevas, la superficie cultivada de esas áreas se ha reducido a lo largo de los años a unas 8600 hectáreas en 2020.

El panel de expertos indicó que si se toman más medidas, el número de muertes por derrumbes de edificios e incendios podría reducirse a alrededor de 800.

“Aunque se ha reducido el número de muertes, no se debe permitir que ocurran pérdidas de hasta 6.000 personas”, dijo Naoshi Hirata, jefe del panel y profesor emérito de la Universidad de Tokio. “Es necesario avanzar sostenidamente en las medidas”.

Se espera que el gobierno metropolitano revise su plan de prevención de desastres con base en las últimas proyecciones.

https://mainichi.jp/english/articles/20220525/p2g/00m/0na/036000c

Categoría: Japón


Imprimir esta publicación

Fuente

Le gustó el artículo?

0 Points
Upvote

Publicado por notimundo

Alex Ginzburg, Ruthi Furman and Ido Vigdor Credit: Viola Credit

Viola Credit cierra un fondo de crédito para startups fintech de USD 700 millones

Desastre del parque de atracciones de Battersea Park: Sadiq Khan promete un memorial 50 años después

Desastre del parque de atracciones de Battersea Park: Sadiq Khan promete un memorial 50 años después