miércoles, julio 24, 2024

Trump finge el Harlem | La crónica de Michigan

Trump finge el Harlem | La crónica de Michigan
“Voto negro, poder negro” una colaboración entre Keith Boykin y Word In Black, examina los problemas, los candidatos y lo que está en juego para la América negra en las elecciones presidenciales de 2024.

“Voto negro, poder negro” una colaboración entre Keith Boykin y Word In Black,
examina los problemas, los candidatos y lo que está en juego para la América negra en las elecciones presidenciales de 2024.


Donald Trump debe pensar que los negros son idiotas. Esta semana, mientras Trump se ve obligado a permanecer en Nueva York para su juicio penal por dinero secreto, su campaña de reelección organizó una cuidadosamente orquestada sesión de fotos en una bodega en las afueras de Harlem.

Lo anunciaron como la visita triunfal de Trump a la comunidad negra pero fue todo menos eso. Al igual que su visita a un Chick-fil-A restaurante en Atlanta la semana pasada, este evento fue completamente falso y montado.

RELACIONADO: El privilegio blanco de Trump en juicio

La caravana de Trump subió por Broadway hasta la calle 139 para visitar al dueño de la bodega, quien apuñaló y mató a un hombre negro en el verano de 2022. Quería trollear a Alvin Bragg, el fiscal de distrito de Manhattan que lleva el caso penal contra Trump.

Por supuesto, la única vez que Trump se acerca a Harlem es para celebrar el asesinato de un hombre negro, de la misma manera que lo celebró. Kyle Rittenhouseel justiciero blanco que mató a dos manifestantes de Black Lives Matter en Wisconsin hace cuatro años.

Pero tal como vimos con el Imágenes generadas por IA de Trump saliendo con gente negra y su visita guionizada a Chick-fil-A en Atlanta, los medios de comunicación de derecha y los secuaces de las redes sociales de Trump están tratando desesperadamente de engañarnos. Quieren que creamos que Trump es realmente amado en la comunidad negra.

No exactamente.

La sesión de fotos de esta semana tuvo lugar en Calle 139 y Broadway, lejos del corazón de Black Harlem. E incluso allí, Trump estaba abucheado sin piedad por personas reales de la comunidad, a quienes no se les permitió acercarse al evento organizado.

Trump hizo una visita programada a Harlem, haciendo una señal a los votantes negros.  Pero el dueño de la bodega que visitó mató a un hombre negro hace dos años.
NUEVA YORK, NUEVA YORK – 16 DE ABRIL: El expresidente Donald Trump acompaña a políticos locales y trabajadores de bodegas mientras visita una bodega en el alto Manhattan donde un trabajador fue agredido por un hombre en 2022 y terminó matándolo en una pelea posterior en abril. 16 de septiembre de 2024 en la ciudad de Nueva York. El trabajador, José Alba, fue arrestado antes de que el fiscal del distrito de Manhattan decidiera retirar los cargos por falta de pruebas. Trump visitó la bodega después de pasar un segundo día en la corte, donde enfrenta 34 cargos por delitos graves de falsificación de registros comerciales en el primero de sus casos penales que llega a juicio. (Foto de Spencer Platt/Getty Images) Crédito: Spencer Platt/Getty Images

Si Trump realmente quisiera reunirse con verdaderos harlemitas negros, debería haber caminado por la calle 125, donde el concejal de la ciudad lo conoce bien. miembro del Consejo Yusef Salam fue uno de los cinco condenado injustamente Adolescentes negros y morenos a quienes Trump apuntó linchamiento ejecución en 1989, cuando fueron acusados ​​de violar a una mujer blanca. Incluso después del violador real confesó al crimen y Prueba de ADN exonerada los “Cinco de Central Park”, Trump se negó a disculparse a los hombres cuyas vidas arruinó.

A pesar de todo eso, todavía hay algunos negros que apoyan a Trump, incluso en Harlem y Atlanta. De hecho, al menos 14 de ellos Eran mis vecinos cuando vivía en la ciudad de Nueva York. Pero estos partidarios negros de Trump son una pequeña subsección de la comunidad y no representan en absoluto las opiniones de la abrumadora mayoría de los afroamericanos.

Viví en Harlem durante más de 20 años y en el distrito electoral donde voté en 2020, 97% de mis vecinos votó por el presidente Joe Biden. Sólo el 2% apoyó a Trump. Sin embargo, el ex asistente de Trump y presentador de Fox Business, Larry Kudlow, hizo esta semana el ridículo: reclamo infundado que Trump realmente ganaría en toda la comunidad de Harlem y en todo el estado de Nueva York en las elecciones de 2024.

Conozco a Kudlow desde hace 15 años, desde mis días en CNBC en Nueva York, y me sorprendería si hubiera visitado Harlem en algún momento reciente. Pero a los republicanos no les importa la verdad. Simplemente crean su propia realidad para iluminarnos al resto de nosotros.

Recuerde, Trump una vez fue a una comunidad casi exclusivamente blanca en Michigan e hizo la extravagante promesa de que ganaría. 95% del voto afroamericano en 2020. Ni siquiera estuvo cerca.

Lo que es particularmente insultante es que las cínicas tácticas de campaña de Trump se basan en estereotipos obsoletos. Los negros lo apoyarán, afirma, porque ha sido acusado y ha múltiples fotografías policiales. O porque esta vendiendo zapatillas doradas de $400. O porque visita un restaurante de pollo en Atlanta o una bodega en Harlem.

Muy pronto repartirá refrescos de uva y cigarrillos mentolados en los partidos de la NBA.

Sin duda, todos los políticos complacen a los votantes. Simplemente mire a un candidato forzar una twinkie frito en la feria estatal de Iowa. Pero normalmente esa complacencia viene acompañada de una política.

A pesar de todo lo que se habla sobre las señales de virtud de los políticos blancos a los votantes negros (el discurso de Hillary Clinton) salsa picante en su bolso, el de Bill Clinton Saxofón tocando en un programa de entrevistas negroo la vestimenta de Nancy Pelosi tela kente y arrodillarse: en realidad apoyaron la acción afirmativa, DEI, la Ley de Derecho al Voto John Lewis, el aumento del salario mínimo, la ampliación de la cobertura de atención médica, la reducción de la deuda de préstamos estudiantiles y la prohibición de las armas de asalto. Trump y los republicanos se oponen a todo ello.

De hecho, cuando se trata de sustancia, los republicanos ni siquiera lo intentan. Lo están llamando porque las expectativas son tan bajas que incluso una persona negra que diga algo bueno sobre Trump ahora se considera noticia de última hora en la ecosfera de derecha.

Es todo superficial y todo simbólico. Todo el tiempo


“Voto negro, poder negro” una colaboración entre Keith Boykin y Word In Black,
examina los problemas, los candidatos y lo que está en juego para la América negra en las elecciones presidenciales de 2024.

Trump finge el Harlem | La crónica de Michigan

Keith Boykin es uno de los autores más vendidos del New York Times, productor de cine y televisión y ex comentarista político de CNN. Keith, graduado de Dartmouth College y de la Facultad de Derecho de Harvard, sirvió en la Casa Blanca, cofundó la Coalición Nacional por la Justicia Negra, copresentó el programa de entrevistas BET My Two Cents y enseñó en el Instituto de Investigación en Estudios Afroamericanos de la Universidad de Columbia en Nueva York. York. Es autor y editor de siete libros, ganador del Premio Literario Lambda. Vive en Los Ángeles.

El cargo Trump finge el Harlem apareció primero en palabra en negro.



Fuente

Últimas

Últimas

Ártículos Relacionades

CAtegorías polpulares

spot_imgspot_img