in

Israel: escritora lanza campaña de propaganda contra la modelo Bella Hadid

Israel: escritora lanza campaña de propaganda contra la modelo Bella Hadid

Un escritor israelí ha lanzado una campaña de propaganda para incitar a la gente contra la modelo estadounidense palestina Bella Hadid por su apoyo al pueblo de la Palestina ocupada. Hadid, de 25 años, habla mucho sobre su herencia palestina y se describe a sí misma como la orgullosa hija de un padre palestino.

«Hadid suscita el odio y el antisemitismo contra los israelíes, pero al mismo tiempo recibe un amplio apoyo entre los palestinos que apoyan sus posiciones antiisraelíes», alegó Anibal Hayat, escritor de Israel Hayom periódico. Agregó que los partidarios del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) ven a Hadid como un ejemplo único para atacar a Israel, aunque se enfrentó a ataques de personas proisraelíes en Occidente.

«Hadid a menudo se jacta de su padre palestino, Muhammad, que es un crítico duro y abierto de Israel», explicó Hayat en un artículo traducido por árabe 21. Sin embargo, dijo, la modelo ha pagado un precio por sus opiniones y actividades, tanto en lo personal como en lo profesional, porque muchas empresas han dejado de trabajar con ella debido a sus críticas al estado de ocupación.

Bella Hadid: Nunca permitiré que nadie se olvide de nuestra hermosa Palestina

Hadid suele decir que su objetivo no es difundir el odio, sino apoyar a sus «hermanos y hermanas palestinos».

Es a la vez inexacto y engañoso combinar la crítica legítima del estado sionista de Israel con un antisemitismo repugnante, como lo ha hecho Anibal Hayat. Como le dijo una vez el padre del presidente estadounidense Joe Biden: «No tienes que ser judío para ser sionista». Por el contrario, no todos los judíos son sionistas; muchos se oponen a la segregación racial estado.

La supermodelo tiene 42 millones de seguidores en Instagram y cientos de miles en otros sitios de redes sociales. Sus publicaciones mencionan con frecuencia cómo su padre y su familia fueron expulsados ​​de sus hogares en Palestina en 1948 y se convirtieron en refugiados en Siria, Líbano y luego en Túnez, antes de terminar en los Estados Unidos.