in

Teodoro Obiang gana sexto mandato en Guinea Ecuatorial y se convierte en el gobernante con más años en el cargo en el mundo

Teodoro Obiang gana sexto mandato en Guinea Ecuatorial y se convierte en el gobernante con más años en el cargo en el mundo

Emitido el:

Confirmado para un sexto mandato como presidente, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo ha gobernado Guinea Ecuatorial, rica en petróleo, desde agosto de 1979, supervisando un régimen conocido por aplastar la disidencia y temer golpes de Estado.

Los 43 años en el poder del hombre de 80 años son los más largos de cualquier líder vivo en el mundo hoy en día, con la excepción de los monarcas.

Arrebató el poder a Francisco Macias Nguema, quien en 1968 se había convertido en el primer presidente de Guinea Ecuatorial tras la independencia de España y luego se declaró presidente vitalicio. Macías, el tío de Obiang, fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento dos meses después del golpe.

Los opositores de Obiang dicen que bajo su mandato hermético y férreo, el país se ha convertido en la «Corea del Norte de África».

La crueldad del régimen es condenada periódicamente por los organismos de control de los derechos humanos, que han documentado detenciones masivas y arbitrarias, disidentes detenidos en condiciones penitenciarias de pesadilla y redadas frecuentes contra presuntos conspiradores.

En un país donde solo existe un único partido de oposición autorizado, Obiang ejerce un control político casi total.

En 2016, fue reelegido con el 93,7 por ciento de los votos: esta vez, el resultado oficial le dio el 94,9 por ciento, sobre una participación del 98 por ciento.

hijo en las alas

El hijo de Obiang, Teodoro Nguema Obiang Mangue, conocido como Teodorin, es ampliamente visto como su sucesor, y hoy ha ascendido de rango al puesto de vicepresidente.

En una entrevista previa a la votación de 2016, el anciano Obiang le dijo a la revista en francés Jeune Afrique que esta sería la última vez que se postularía.

“Llevo demasiado tiempo en el poder, pero la gente quiere que yo sea su presidente”, dijo.

Cuando se le preguntó si Teodorín estaba siendo preparado para el poder, dijo: «Guinea Ecuatorial no es una monarquía… pero si tiene talento, no hay nada que pueda hacer».

La especulación de que entregaría las riendas en la próxima votación ganó fuerza a medida que sus apariciones públicas se volvieron más raras. Pero esas expectativas se desvanecieron después de que Teodorín se vio envuelto en escándalos en el extranjero y una condena en Francia por ganancias ilícitas: bienes estatales adquiridos ilegalmente.

Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos le ordenaron confiscar millones de dólares en activos, desde mansiones hasta autos de lujo, mientras que Francia también le impuso una sentencia suspendida de tres años y una multa de 30 millones de euros.

La tormenta, que coincidió con una caída en los ingresos del petróleo y el golpe económico infligido por Covid, puede haber llevado al círculo íntimo del anciano Obiang a desaconsejar un cambio de liderazgo.

El PDGE eligió por unanimidad a Obiang como su candidato «por su carisma, su liderazgo y su experiencia política», escribió Teodorín en Twitter. El lema electoral del partido, visto universalmente en carteles y en la televisión estatal, era «continuidad».

Miedo a los golpes

Obiang se graduó de la escuela militar cuando el país, como la Guinea española, todavía estaba bajo el gobierno del dictador fascista de España, el general Francisco Franco.

Luego ocupó una serie de puestos clave, incluido el de director de la tristemente célebre prisión de Black Beach, un lugar de «infierno viviente», en palabras de Amnistía Internacional.

Su violento camino hacia el poder le ha legado un profundo temor a los golpes de Estado.

Su guardaespaldas está compuesta por soldados que son miembros de su clan, pero, para mayor seguridad, tiene una unidad de protección cercana que, según se dice, son israelíes. También se ha contratado a zimbabuenses y ugandeses para que ayuden a proteger el palacio presidencial.

Obiang dice que ha frustrado al menos 10 intentos de golpe de estado y asesinatos durante su largo período en el poder, a menudo culpando a los disidentes que viven en el exilio oa «potencias extranjeras». Las autoridades cerraron las fronteras antes de las elecciones para frustrar a los presuntos conspiradores. Obiang se ha visto respaldado por el descubrimiento de petróleo en aguas territoriales a mediados de 1996.

La bonanza ha convertido a Guinea Ecuatorial en el tercer país más rico del África subsahariana, en términos de ingreso per cápita. Pero la riqueza está distribuida de forma muy desigual: cuatro quintas partes de la población de 1,4 millones vive por debajo del umbral de la pobreza según las cifras del Banco Mundial para 2006, las últimas disponibles. El país tiene una reputación de larga data a nivel internacional por corrupción, ocupando el puesto 172 de 180 países en el Índice de Percepción de la Corrupción 2021 de Transparency International.

(AFP)

Fuente

Written by notimundo

Las demandas salariales del sector público son ‘inasumibles’, dice el secretario de transporte

Una nueva fusión de sinergias japonesas y australianas en el Indo-Pacífico - Fair Observer

Una nueva fusión de sinergias japonesas y australianas en el Indo-Pacífico – Fair Observer